+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Menos vino y de más calidad»

Antonio José Silva Broco
Bodega Antonio Silva Broco
Granelista por actividad familiar, Antonio José Silva Broco dio hace seis años el salto al vino embotellado. Desde entonces crece en volumen, pero también en calidad. Es la exigencia que se impone como reto en su condición de abanderado de una tercera generación familiar en la viña y en la bodega.

 

Silva Broco, en Lagar de Caxán, su viña de referencia y también la referencia comercial de todos sus vinos. - B. fernández

Rafael Blanco
07/06/2013

Hay que controlar las viñas, contener la producción y vender menos vino pero de más calidad». Elaborador por dedicación familiar y embotellador desde hace seis años, Antonio Silva Broco mide muy bien los pasos a dar en la viña y en la bodega. Es la suya una actividad exclusivamente familiar, como antes lo fue de su padre y mucho antes de su abuelo. Dedicación, observación y mucho trabajo en la viña. Y una fe enorme en la Mencía: «Es muy afrutada. Es lo que más me gusta de la variedad. Eso y la buena maduración, al menos en buenas viñas como las mías. Además tiene muy buena actitud para la crianza, aunque para ese tipo de vinos es conveniente seleccionar uvas con más grado».

Precisamente el grado alcohólico es una de sus preocupaciones: «En los jóvenes tenemos que limitarlo a doce y medio o, como máximo, a trece. Se nos ha disparado en las últimas vendimias, quizá no tanto en la del 2012, y yo creo que hay que evitar esa saturación alcohólica que no gusta a nadie», afirma Silva Broco en la puerta de la bodega y con el Mirador de Otero a la vista. Es esas laderas que tanto llaman la atención de los amantes de la Mencía donde su abuelo tenía y tiene ahora él algunas de sus mejores viñas, un puzzle de pequeñas parcelas que completan las 14 hectáreas de su propiedad, aunque trabaja algunas más, y que se reparten entre esa ladera de Otero, Villadecanes, Toral, los Valtuilles, Villafranca, Corullón... Pero Lagar de Caxán es, como ya lo era también para su abuelo, la viña preferida y la que da nombre a sus vinos de mayor calidad, un tinto joven que adopta el nombre de Viña Broco para la exportación exclusiva para Estados Unidos, y un crianza de muy corta producción.

El Llano de Cabanelas es el otro paraje de referencia y allí plantó hace dos años una hectárea de varas de Godello que en un par de años entrarán en producción. Tenía en la cabeza desde hace tiempo aprovechar la vendimia de viejas cepas de las variedades blancas que conviven con las de Mencía para ensayar un blanco que ya por la segunda elaboración, también al amparo de la etiqueta de cabecera de la bodega. «Va saliendo», admite en relación a su posicionamiento en el mercado, en el que en seis años de embotellado ha ganado presencia exponencialmente. Pero sin renunciar al vino a granel.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla