+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

120... ‘rombos’

Renault celebra ‘su’ puñado de años en plena efervescencia. Con el Alpine como telón de fondo. De la conducción ‘a cubierto’ a la invención del monovolumen europeo. En sus 120 años de existencia, Renault ha venido simplificando la vida de los pasajeros.

 

«Premio de la Montaña… de Montmartre». Louis Renault, al volante del Tipo A (1898), ‘coronando’ por la parisina calle Lepic; la voiturette comenzaba a forjar los sueños… o. - rt

JAVIER FERNÁNDEZ
17/02/2018

¿Qué 120 no son nada…? Sí que son… en la historia de un ‘rombo’ que ha acabado por convertirse en marca de referencia en los mercados internacionales.

Con la historia ‘a cuestas’… como cuando el mismísimo Louis Renault (padre de las criaturas) ‘coronaba’ la cuesta de la calle Lepic, en plena colina de Montmartre (1898) al volante de ‘su’ Tipo A: motor delantero y una novedosa —para la época— caja de velocidades con toma directa… ¡un automóvil moderno!

Tanto lo fue —moderno— como que Renault debe al Tipo A, el arranque de su aventura automovilística.

El tiempo de los pioneros, lo «gestionaba» Louis Renault convenciendo a su padre para que le comprase un viejo motor Panhard, para comenzar… ‘a practicar’ sus ilusiones. Justo después del servicio militar, a los 21 años, Louis compra un De Dion-Bouton 3/4 CV, contrata a un puñado de operarios… y empieza a ‘fuñigar’ —en leonés paladino— en la concepción de un cuadriciclo que ‘vendría al mundo’ una fría tarde de noviembre de 1898: ‘excursión’ bajo los plataneros de Billancourt… ¡a 50 por hora! Y de ahí… a los «Talleres Renault» en el entorno de la mismísima casa familiar y el final de la Gran Guerra —arrancan los felices veinte— y la empresa que modificaría sustancialmente el panorama económico galo: ‘Régie Nationale des Usines Renault’, en la Île Séguin… un estadio y unos jardines que acabaron por convertirse en el escenario perfecto que Louis materializase los sueños… rotos, como tantos otros con el estallido de la II Guerra Mundial. Y eso que, justo antes del conflicto —entre 1938 y 1939—, salían de las líneas de montaje en Île Séguin nada menos que 45.388 coches y 15.614 vehículos industriales (61.460 contabilizaba Citroën y 52.796 Peugeot… para hacernos una idea).

Cosas del destino… en octubre de 1944, el año de la liberación de Paris, moría Louis Renault; Pierre Lefaucheux ocuparía la cúpula del rombo y, tras su desaparición en un banal accidente de coche, Dreyfus… ambos ‘sentados’ en el mismo despacho —en la misma mesa— que ocupase siempre el ‘patrón Louis’…


Buscar tiempo en otra localidad