+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Audi A7 Sportback. Deportividad… en clave estética

A8… ¿coupé?, así podría ‘apellidarse’. El fabricante de los Cuatro Aros vuelve a sorprender. Un renovado gran turismo, digitalizado y dinámico, con filosofía ‘berlina coupe’. Su tarifa oscila entre 76.860 y 81.520 euros.

 

Audi mantiene —y hasta potencia— la silueta ‘coupé 4 puertas’ en la segunda generación A7 Sportback. - AD

Interior sobrio y elegante —‘marca de la casa’— con dos generosas pantallas enseñoreándose del salpicadero. - AD

J. F. ZARDÓN
24/02/2018

Segunda generación… Audi continúa cultivando el estilo ‘berlina coupé’ en la segunda entrega del A7 Sportback (ya hay quien lo ‘apellida’ A8 coupé), una sugestiva propuesta que rinde culto al dinamismo rutero, el confort interior y la innovación tecnológica, salpimentados con un diseño exterior donde el fabricante enfatiza su nuevo ‘lenguaje’ estilístico: grandes superficies, contornos afilados y constantes juegos de luces y sombras.

La amplia —y baja— parrilla Singleframe, junto a las prominentes tomas de aire frontales, expresan el carácter de la realización.

Además, los dos sistemas de iluminación —opcionales— acaban por crear una ‘firma’ de luz compuesta por una docena de filas verticales, en cuya cúspide se encuentra el sistema HD Matrix LED, con tecnología láser, fácilmente reconocible por su punto de color azul en el propio faro delantero.

Eso, y una vista lateral definida por unos contornos singularmente marcados, capaces de dirigir ‘la mirada’ hacia unas sobredimensionadas ruedas (225/55 R18) inspiradas en el ADN Quattro de Audi; silueta que —ya se sabe— ‘alarga’ el techo hacia la zaga del coche: 4,97 metros de largo; 1,91 de ancho y apenas 1,42 de alto.

Hablando de la zaga… llama especialmente la atención unas formas que recuerdan a la popa de un yate, en cuyo portón aparece un spoiler integrado que se despliega eléctricamente a 120 por hora.

Una franja de luz conecta los grupos ópticos traseros —13 segmentos cada uno—, y cuando el cierre centralizado bloquea o desbloquea las puertas, se crea una animación dinámica, tanto en las luces frontales como posteriores, que funciona a modo de bienvenida o despedida.

Y como tantas veces, tampoco Audi ha olvidado aquí la utilización de materiales ligeros (aluminio, magnesio, fibra de carbono…) que permiten al nuevo A7 Sportback no superar las dos toneladas de romana.

La suspensión adaptativa, el sistema de dirección a las cuatro ruedas (opcionales ambos), propician un comportamiento dinámico marcadamente ágil en un coche que ofrece un par de motorizaciones —gasolina y diésel— con arquitectura V6: gasolina 55 TFSI de 340 CV (cambio S-Tronic de 7 velocidades) y turbodiésel 50 TDI de 286 CV (caja Tiptronic de 8 marchas); posteriormente, la gama se redondeará con mecánicas tetracilíndricas con, lógicamente, potencias más recortadas.

Para ‘redondear’, un completo e innovador paquete de ayudas a la conducción —equiparables a los del A8— y, ya se ha dicho, un avanzado sistema de iluminación, además del también nuevo sistema MMI Touch Response capaz de controlar los sistemas de infoentretenimiento obviando la histórica ruleta que hasta ahora venía utilizando el fabricante: doble pantalla, la superior para infoentretenimeinto y la inferior para el climatizador, entrada de texto y diversas otras funciones, comando de voz incluido, incluso pueden manejarse las funciones desde el volante y, opcionalmente, puede solicitarse un ‘head up display’ para proyectar información sobre el parabrisas.

El maletero de 535 litros, completa un conjunto que sólo conserva el nombre, lo demás es de nueva factura en esta segunda generación A7 Sportback.

Noticias relacionadas

Buscar tiempo en otra localidad