+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

BMW i8 Roadster. Espectacular… sin concesiones

 

BMW i8 Roadster. Espectacular… sin concesiones -

BMW i8 Roadster. Espectacular… sin concesiones -

J. F. Z.
16/12/2017

La ‘Bayerische’ desvela lo que será una de sus perlas para la primavera de 2018: i8 Roadster, biplaza híbrido con techo de lona, y formas tan sugestivas como evidencian las primeras fotografías oficiales distribuidas por el fabricante.

Igual que en la versión i8 Coupé, el i8 Roadster se basa en la arquitectura «LifeDrive»: bastidor de aluminio y habitáculo de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), mientras la optimizada tecnología eDrive, que utilizan ambos modelos, utiliza una batería de alto voltaje, con mucha más capacidad de celdas y contenido de energía, además de un motor eléctrico capaz de generar mayor potencia máxima.

La potencia total del sistema híbrido se cifra en 374 CV, repartida en 143 CV para el motor eléctrico que mueve las ruedas delanteras, y 231 CV para el tricilíndrico de gasolina que cubica 1.5 litros. La autonomía en modo eléctrico la cifra BMW en 53 kilómetros y en 2,1 litros el consumo medio homologado por cada centenar de kilómetros.

En modo estándar, los nuevos i8 Coupé e i8 Rodaster, pueden conducirse únicamente con el motor eléctrico hasta 105 Km/h. (70 por hora en el i8 original). El motor de combustión sólo entra en funcionamiento a velocidades más altas o cuando el conductor pisa el acelerador a fondo, y vuelve a apagarse con mayor frecuencia cuando se tiene un ‘contenido’ estilo de conducción. Cuando se pulsa el botón eDrive, puede circularse hasta 120 por hora solamente con propulsión eléctrica.

El i8 Roadster acelera de cero a cien en 4,6 segundos y alcanza una punta de 250 por hora.

El resultado es un notable aumento del dinamismo, de la autonomía y del recorrido posible utilizando sólo la propulsión eléctrica.

La extremada personalidad del i8 Roadster viene dada por un techo eléctrico de lona, que puede abrirse y cerrarse en 15 segundos, operación que también puede realizarse en marcha (hasta 50 por hora). Además, el techo se esconde verticalmente, de forma que queda un hueco de 100 litros justo por detrás de los asientos, mientras que la luneta trasera eléctrica cumple como cortavientos.

Como el lector ya habrá colegido, los dos motores propician que el i8 Roadster —como su homólogo Coupé— tenga tracción a las cuatro ruedas (motor eléctrico a las delanteras y el de combustión a las traseras) específico para modelos híbridos, controlado por la gestión inteligente de energía del vehículo. En modo híbrido, el motor eléctrico ‘ayuda’ al de combustión cuando el conductor —ya se ha dicho— acelera enérgicamente, y también es capaz de recuperar energía y alimentar con ella la batería con la inercia y el frenado.

También el generador de arranque de alto voltaje del motor de gasolina puede generar reservas adicionales de electricidad, asegurando que siempre se disponga de suficiente energía para el sistema propulsión eléctrica.

Cuando se activa la función «guía de rutas» del navegador, la gestión inteligente de energía garantiza la mayor utilización posible del motor eléctrico, habida cuenta que el sistema analiza la totalidad de la ruta para establecer la utilización del coche ‘en eléctrico’, especialmente en trayectos de baja velocidad durante el viaje.

Por lo demás, el ajuste de la amortiguación, suspensión, dirección y la firmeza del balanceo —parámetros DSC—, permiten al i8 Roadster conservar todas sus cualidades dinámicas y las prestaciones de los deportivos híbridos enchufables.

a b

Buscar tiempo en otra localidad