+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Peugeot 508 SW

Break… radical

Culminación de un lustro de ‘concept-cars’. Estética elegante y deportiva. Tras haber desvelado las líneas maestras de la Berlina, Peugeot hace lo propio con la versión familiar SW del 508. ‘Mucho’ diseño… y ‘mucho’ espacio. Llegará en enero de 2019.

 

Puertas sin marco, primicia en un ‘break’ de marca generalista y un interior presidido por la última evolución del ‘i-Cockpit’ con volante compacto y una deportiva postura de conducción; además, se sustituye la tradicional antena d - pgt

Perfiladas líneas exteriores, frontal ‘herencia berlina’ y amortiguación variable pilotada de serie en la versión GT. - pgt

JAVIER FERNÁNDEZ
23/06/2018

Espacio… ‘panorámico’. Silueta baja y aerodinámica… diseño impactante, que no sólo supone un cambio radical, también una auténtica revolución entre los ‘break’ del segmento medio-alto con una propuesta inspirada en el universo de los ‘shooting brakes’.

La oferta del segmento de militancia —1,4 millones de vehículos en Europa— se reparte entre la tradicional apuesta de los grandes ‘break’ de gran volumen comercial, fundamentalmente representados en los catálogos de las marcas generalistas, y una alternativa Premium, capaz de conjugar la practicidad de un familiar con un diseño mucho más moderno y dinámico.

La elección de Peugeot es… ‘nítida’: crear un objeto deseable, rompiendo los códigos tradicionales, optando por una ‘morfología atlética’ y moderna, hasta ahora, sólo reservada a algunas exclusivitas realizaciones de gama alta.

El espacio y la funcionalidad resultan ser las bazas que esgrime nuestro protagonista: 530 litros de capacidad bajo la bandeja de la zona de carga, ampliables a 1.780 litros cuando se abate la banqueta trasera; generoso portón trasero (opcionalmente eléctrico y con función manos libres) con un rebajado umbral de carga —6 centímetros más bajo que la berlina—, lo que facilita las operaciones de carga/descarga. La versión de acabado GT cuenta con raíles de suelo de aluminio; mientras el estreno de la banqueta trasera con mecanismo ‘Magic Flat’, que permite abatir rápidamente el respaldo posterior en dos partes gracias a sendos mandos que se accionan desde el propio maletero.

Y la guinda: respaldos traseros inclinados 27 grados y hasta 4 centímetros más de altura al techo que en la berlina, además de la opción del techo panorámico practicable además de —ya se ha dicho— un generoso hueco de almacenamiento.

Así que, con 4,78 metros de largo (sólo 3 centímetros más que la berlina y 5 menos que su antecesor) y 1,42 de alto (6 centímetros menos que el antecesor), el perfil del 508 SW revela unas líneas tensas y fluidas, coronada por una línea de techo baja y singularmente ‘estirada’.

En el capítulo mecánico, el catálogo del 508 SW se despliega en cinco motorizaciones, dos de gasolina y tres diésel. En gasolina, el 1.6 PureTech en versiones de 180 y 225 CV, unidos ambos al cambio automático de 8 marchas. La oferta turbodiésel arranca con el nuevo 1.5 BlueHDi de 130 CV, con cambio manual y automático, mientras el 2.0 BlueHDi despliega su abanico con potencias de 160 y 180 CV, exclusivamente unidos a la caja de cambios automática. La nueva caja automática EAT8 puede utilizarse en modo ‘circulación a vela’ entre 25 y 130 por hora.

La completa oferta de ayudas a la conducción comporta elementos tan innovadores, y novedosos en el segmento de militancia, como el sistema de visión nocturna o la frenada automática de emergencia. El primero recurre a una cámara de infrarrojos, que permite la detección de seres vivos ante el vehículo —hasta 200 metros—, bien sea de noche o con malas condiciones de visibilidad, con una imagen proyectada en el cuadro de instrumentos digital y, por lo tanto, en el campo de visión del conductor. También el freno automático de emergencia detecta peatones y ciclistas, de día o de noche, entre 5 y 140 por hora de velocidad y alerta del riesgo de colisión.

También Peugeot sigue apostando, en el 508 SW como en la berlina, por la última generación del ‘i-Cockpit’, con un compacto volante forrado en cuero napa (perforado en los acabados GT y GT Line) y un mando eléctrico

-por impulsos— para la caja de cambios automática, que se integra en una consola central que dispone de numerosos compartimentos portaobjetos.

Además, de los ya ‘inevitables’ sistemas multimedia con función ‘Mirror Screen’ de navegación 3D, recarga del teléfono portátil por inducción y hasta 4 tomas USB.

En el segundo semestre del próximo año 2019, se ampliará la gama con una versión híbrida enchufable (motor eléctrico y de gasolina) que anuncia 50 kilómetros de automonía en modo eléctrico que, con las baterías situadas bajo el asiento trasero, conserva intacta la capacidad del maletero.

a b

Buscar tiempo en otra localidad