+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Coche versus moto. Reto… de diseño

Un diseñador de Seat y uno de Ducati, cambio por un día. Daniel García (Seat) y Edoardo Lenoci (Ducati) intercambian sus ‘pinceles’. Un reto: comprobar las diferencias que hay detrás del diseño de un León Cupra Racer y una Desmosedici GP. El reto… está servido.

 

Coche versus moto. Reto… de diseño -

Coche versus moto. Reto… de diseño -

javier fernández
25/11/2017

Frente a frente… Una mesa, su pista de pruebas.

PAPEL Y TABLETA: dos meses —largos— para diseñar un Seat León Cupra Racer. Un proceso que arranca manualmente, con lápiz y papel, para acabar digitalmente, ajustando medidas, piezas y texturas del futuro coche de carreras.

Por el contrario, el diseño de las motocicletas «se desarrolla 100% sobre soportes digitales» —sostiene Lenoci— mientras Daniel y él ponen manos a la obra en los primeros esbozos en la casa de Seat, en Martorell.

LÍNEAS MAESTRAS: la forma física y las medidas de un piloto, condicionan el diseño de una moto, ya que formará parte del carenado, de la mismísima ‘carrocería’. Los trazos maestros de una motocicleta tienen forma de gota de agua, con líneas redondeadas, frente a las más duras y rectas de un vehículo de cuatro ruedas, donde las medidas del piloto son secundarias.

Aerodinamismo y velocidad, puntos clave en el diseño d un coche de carreras, piedra de toque para equilibrar la aerodinámica, la velocidad y el agarre del coche al pavimento. En el diseño de una moto, además de estos puntos, también se analizan —y priorizan— los movimientos del propio piloto sobre la máquina, habida cuenta que condicionarán las forma de algunas piezas.

Ganar en agarre es otro de los retos a la hora de esbozar las piezas de un coche de competición; así que, el alerón zaguero es una —otra— de las piezas importantes: forma de ala invertida (plano de sustentación, en términos aeronáuticos) para ayudar a que el coche tenga más agarre a altas velocidades. Incluso para asegurar la estabilidad de los Seat y las Ducati, ambas marcas someten a sus vehículos al túnel de viento: una prueba en la que se pone a prueba su aerodinámica.

CADA MILÉSIMA CUENTA: el Seat León Cup Racer ‘nace’ de un coche de serie, el León Cupra modificado, 220 milímetros más ancho y al que se le añaden aletines, alerones y un poderoso frontal, para que el coche gane en velocidad.

En comparación, en los trazos de la Ducati Desmosedici GP, el chasis y su carenado se revelan como piezas fundamentales.

Así, después de una jornada en la que ambos ‘dibujantes’ han compartido los secretos de sus respectivos vehículos, jugando a intercambiarse los papeles, cada uno vuelve a su oficina para, como comenta Daniel jocosamente, «no perder la oportunidad de seguir cosechando victorias».

Pues eso…

a b

Buscar tiempo en otra localidad