+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

E-Type Zero. El icono se enchufa a la corriente…

Jaguar da un ‘electrizante’ toque a su legado. Este ingenioso E-Type incorpora un motor totalmente eléctrico. El «Concept Zero» se ha restaurado, y modificado, en el centro Classic Works de Coventry, muy cerca de donde se creó el mítico E-Type de 1968.

 

E-Type Zero. El icono se enchufa a la corriente… -

E-Type Zero. El icono se enchufa a la corriente… -

JAVIER F. ZARDÓN
23/09/2017

‘Electrificación’… mitológica. El que para Enzo Ferrari —nobleza obliga— fuese «el coche más bello del mundo» (y lo afirmó el creador de alguna de las más bellas joyas del automovilismo mundial), combina ahora su asombrosa belleza… con ‘cero emisiones’.

Basado en el Jaguar E-Type Roadster Serie 1.5 de 1968, adopta un vanguardista motor eléctrico que consigue ‘sprintar’ de cero a cien en sólo 5,5 segundos… casi un segundo menos que el E-Type Serie 1 de finales de los sesenta y arroja una ‘romana’ 46 kilos menor que la de su antecesor original. El prototipo eléctrico, estéticamente idéntico al original E-Type, no sólo ofrece la misma maniobrabilidad, también brinda sus icónicas ‘maneras’ al volante.

El E-Type Concept Zero, tiene una autonomía —real— de 270 kilómetros (por su reducido peso y excelente aerodinámica) y usa una batería de 40 kW que puede recargarse en un enchufe doméstico (entre 6 y 7 horas, dependiendo de la fuente de alimentación).

Su motor eléctrico, de 220 kW y específicamente diseñado para el Concept Zero, se alimenta mediante una batería de iones de litio, de similar peso y dimensiones que el motor XK 6 cilindros que animaba al E-Type original, incluso ‘encajando’ en el mismo habitáculo donde se alojaba el XK fabricado entre 1949 y 1992, que utilizó Jaguar en sus más emblemáticos modelos: E-Type, XK120, MK2 y XJ6, con lo que este nuevo motor eléctrico podría utilizarse en cualesquiera de ellos.

El motor eléctrico —y el engranaje reductor— está colocado justo por detrás de la batería, en el mismo sitio de la caja de cambios del E-Type; eso sí, un nuevo árbol de transmisión envía la energía a un diferencial de transmisión y a la transmisión final.

La utilización de un motor eléctrico de peso y dimensiones similares al motor de gasolina y a la transmisión original, no trae aparejado cambio alguno en la estructura del E-Type, ni en frenos ni suspensiones, lo que simplifica la modificación y la homologación del coche. También la distribución de peso delantero/trasero es idéntica.

«La integración del motor eléctrico en la estructura original del E-Type, permite reinstalar de nuevo un motor tradicional, algo esencial (sostiene Tim Hannig, Director de Jaguar Land Rover Classic) para garantizar que un Jaguar de época conserve su auténtico ADN».

Así, y ahora, «el coche más bello del mundo», conoce una ‘electrizante’… segunda juventud.






Buscar tiempo en otra localidad