+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Jaguar. ‘Vuelve’… el D-Type

Seis décadas después, . 25 unidades ‘recrean’ el mito . Veinticinco unidades ‘nacidas’ en el centro «Jaguar Land Rover Classic Works» de Warwickshire. Chasis de morro largo (‘Long Nose’ 1956) o corto (‘Short Nose’ 1955), según las preferencias del cliente.

 

Jaguar. ‘Vuelve’… el D-Type -

Jaguar. ‘Vuelve’… el D-Type -

J. F. ZARDÓN
17/02/2018

A mano… Como antaño, como cuando (1956) se construyó la última unidad del emblemático modelo —la ‘aleta de tiburón’ más famosa del mundo— que tantos días de gloria deportiva diese al Gran Gato.

En 1955, Jaguar tenía previsto fabricar un centenar de ejemplares del D-Type; finalmente… sólo se terminarían 75.

Ahora, el fabricante (merced a su escrupuloso departamento de coches clásicos) ‘cumple’ con el deseo original de la compañía al crear 25 vehículos deportivos de época totalmente nuevos.

El D-Type, con su ‘majestuoso’ motor XK de 6 cilindros, acabó por convertirse en un mito de las carreras: tres victorias en las 24 Heures du Mans entre 1955 y 1957… ahí quedó, para la historia.

Si el sueño de todo fabricante es ganar en Le Mans, Jaguar lo cumplió con creces: del chasis monocasco a la dirección de cremallera, el D-Type marcó ‘tendencia’ —aunque entonces no se usase tanto el término—; el monocasco ‘jubilaba’ las estructuras tubulares y la cremallera hacía lo propio con el tornillo sinfín, como los frenos de disco firmados por Dunlop, que habían debutado en el anterior C-Type. En el D-Type, los discos delanteros incorporaban pinzas con tres pares de pastillas cada una, y dos pares en las traseras; así que… los tambores tenían los días contados.

Eso, y los 250 / 306 CV —según versiones— del 6 cilindros en línea que, para la época, suponía una potencia ‘estratosférica’. También la caja de cambios de 4 marchas era de nueva factura, mientras la velocidad máxima de nuestro protagonista oscilaba entre 265 y 296 por hora… ¡la locura!

Aquel ‘dueño y señor’ de las 24 Heures comenzó su andadura en 1954 (ensayo general) que no se llamaban aún «D»: XKC fue su primitiva denominación, con números de serie 401, 402, 403 y 404 («4» por el año de fabricación y los dos siguientes dígitos por el número de chasis).

Así que, tras una fallida expedición en el Tourist Trophy y una victoria en las 12 Horas de Reims, Jaguar arrancaría la temporada 1955 con un contundente triunfo en las 12 Horas de Sebring, con Hawthorn-Walters batiendo a los Ferrari y de ahí… a la gloria: lucha cerrada sobre el asfalto de La Sarthe con ‘enemigos naturales’ tan potentes como Mercedes, Ferrari, Maserati y Aston Martin… memorables duelos —triunfos incluidos— que llevarían a Jaguar la fabricación de los primeros D-Type «de producción» en sus instalaciones de Coventry…

Ahora… cada detalle de los ‘nuevos’ D-Type, hasta el más mínimo, se cuida con esmero conforme a las auténticas especificaciones originales, convirtiéndose en la tercera réplica de Jaguar Classic, tras la fabricación entre 2014 y 2015, de los seis vehículos que faltaban del Lightweight E-Type y tras —eso también— la creación de nueve unidades del XKSS entre 2017 y 2018. ¡Congratulations!

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla