+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Opel. Desafío a la oscuridad

Una treintena de segmentos led conforman el innovador sistema «IntelliLux» de Opel. . El Astra fue pionero, en los catálogos de la marca, en adoptar un sistema adaptativo de iluminación matricial. Ahora, los faros led de la familia X… convierten la noche en día.

 

Opel. Desafío a la oscuridad -

Opel. Desafío a la oscuridad -

J. F. Z.
25/11/2017

Cambio… de luz. El último fin de semana del pasado octubre —¿recuerdan, verdad?— toda Europa retraso una hora los relojes. Para los conductores, como para el común de los mortales, significa circular durante los próximos meses más tiempo en la oscuridad y, las más de las veces, en condiciones meteorológicas adversas.

En muchos de sus modelos, Opel ofrece vanguardistas sistemas led, capaces de adaptar automáticamente el haz de luz a las condiciones de la carretera.

El revolucionario sistema de iluminación matricial «IntelliLux LED», adoptado por primera vez en la actual generación del Astra. Los 16 segmentos led (8 en cada faro), adaptan constantemente el alcance y la distribución del haz de luz a cada situación del tránsito y, cuando se precisa, también ‘recorta’ la zona alrededor de los vehículos que circulan por delante o en sentido contrario.

Consecuencia: mayor visibilidad sin deslumbrar a los demás usuarios.

Y eso que el funcionamiento no puede ser más simple: nada más que el vehículo abandona zonas urbanas, se conecta automáticamente el sistema, adaptando la longitud y forma la iluminación del coche a cualesquiera situaciones del tráfico —autopista, autovía, carretera secundaria—, incluso circulando en línea recta o en curva, convirtiendo —literalmente— la noche… en día.

También para mejorar la iluminación en curva con las luces largas, los ingenieros de Opel han sumado una nueva función a la también nueva iluminación matricial: la intensidad de iluminación de los segmentos en la parte inferior de la matriz aumenta en función del ángulo de giro del volante para aumentar la iluminación de la curva. Además, cada faro ofrece una función de foco «largo alcance», que acaba proporcionando una iluminación suplementaria —hasta 400 metros— cuando se circula con luces largas, de forma que pueden percibirse animales cruzando la carretera que, con otros sistemas, estarían aún en la oscuridad, especialmente al amanecer o al anochecer.

Avanzadas tecnologías de iluminación que Opel ‘democratiza’ en muchos de sus modelos, no sólo en le tope de gama Insignia o en el superventas Astra, también en el nuevo Granulan X, que dispone de faros AFL adaptativos led mientras, un sistema automático basado en cámara para la luz de carretera, que evita deslumbramientos a los demás usuarios sin necesidad de actuar manualmente sobre el mando de luces. Estos faros tienen hasta siete modos distintos de funcionamiento: luz de carretera, luz de autopista, luz de ciudad y zonas petonales, luz estática de giro, de clima adverso, dinámica en curva y asistente de luces largas.

Otro tanto puede decirse del SUV Moka X, el monovolumen compacto Zafira y el crossover Crossland X, que cuentan con moderna tecnología led.

Los faros escamoteables supusieron otro hito en la tecnología de iluminación firmada por el fabricante: 1968, el Opel GT, con su novedosa forma de botella de Cola, también fue el primer coche alemán en adoptar faros escamoteables. El Calibra de 1989 fue uno de los primeros coches de producción en contar con faros elipsoidales, sólo 7 centímetros de altura, fórmula clave para lograr el exclusivo diseño del coupé y su excelente aerodinámica. En 2003, Opel se convertiría en el primer fabricante que ofrecía un sistema dinámico de luz de curva, además de un sistema estático de luz de giro a 90º, y un año después (2004), debutaría la luz de giro en el compacto Astra, ‘democratizando’ el sistema (2006) merced a los faros bi-halógenos con luz dinámica de curva y estática de giro en coches pequeños y monovolúmenes —Corsa y Meriva—.

Finalmente, en 2008, el Insignia adoptaría la siguiente generación del sistema de iluminación AFL+, faros bixenón variables, que adaptaban y distribuían el haz de luz al perfil de la carretera, a la velocidad a la que se circulaba y a las condiciones meteorológicas.



Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla