+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Opel Grandland X. ‘Clónico’… llamativo

Robusto, deportivo y práctico. Otra decoración y puesta apunto… la que presenta el Grandland X con respecto a su ‘primo hermano’ Peugeot 3008. Uno de los pilares en la ofensiva «7 en 17 de Opel», el Grandland X arranca su tarifa en 25.100 euros.

 

Salpicadero ‘herencia Astra’ y paquete «All Road» con control de tracción «intelliGrip» unido a neumáticos M+S. La vista zaguera evidencia la estética deportiva general del nuevo Opel Grandland X -

Opel Grandland X. ‘Clónico’… llamativo - OP

JAVIER F. ZARDON
14/10/2017

‘Clónico’… 3008. Con un estilo que combina ingeniosamente la robustez con la elegancia, el diseño interior y la practicidad.

Así, el Grandland X lanza un desafío al mercado de SUV compactos.

Tampoco es que Opel se vaya por las ramas en cuestión de estilismo, de forma que el fabricante —ahora en la órbita de PSA— apuesta por un clasicismo tan tradicional como efectista con, eso también, una cuidada ergonomía interior (sobre todo en el puesto de conducción), unas no menos cuidadas ‘maneras’ dinámicas y un profuso equipamiento de serie.

Con estos mimbres, nuestro protagonista, que se vende a partir de 25.100 euros (23.100 con descuentos promocionales) hace gala de un diseño ‘puntín’ deportivo: alas de la parrilla frontal que fluyen desde el emblema de la marca hasta las dobles luces de led en unos estilizados faros delanteros, de forma que el coche ofrece una apariencia singularmente ancha.

Por no hablar de un capó también poderosamente ‘esculpido’ en su característico pliegue central y, en la vista lateral, las no menos poderosas llantas de 19 pulgadas, enmarcadas en unos reforzados pasos de rueda.

La zaga de techo ‘flotante’, y las finas luces de led ubicadas en la concavidad del portón, acaban por subrayar ese aspecto deportivo del que hablamos.

En 4,47 metros de largo, el Grandlan X tiene capacidad para cinco plazas y 514 litros de maletero, con una correcta calidad de acabados e insonorización.

Si la ergonomía es una de las claves de la ‘organización’ interior, los diseñadores han hecho especial hincapié en un salpicadero —cuadro de instrumentos incluido— de líneas ‘limpias’ y marcadas que, por debajo de la pantalla central táctil, sitúan los interruptores de infoentretenimiento, calefacción, ventilación y aire acondicionado. En la base de la consola central, justo por delante de la palanca de cambios, se encuentran las teclas para el control del chasis y la tracción, además de diversos huecos portaobjetos y posavasos en la propia consola.

Sólo dos motores ofrece inicialmente Opel para el Grandland X: el tricilíndrico gasolina 1.2 turbo de 120 CV (homologa 5,1 litros de consumo medio) y el tetracilíndrico turbodiésel 1.6 de 120 CV (4,0 litros de media homologados). Ambos unidos al cambio manual de 6 velocidades y, opcionalmente, a la caja automática de 6 marchas para el turbodiésel.

En enero de 2018, el Grandland X completará su catálogo con un gasóleo 2.0 litros de 180 CV (automático de 8 marchas) y, algunos meses después, una versión híbrida enchufable que anuncia alrededor de sesenta kilómetros de autonomía eléctrica.

En definitiva, que Opel, de la mano de PSA, se suma a la ‘batalla SUV’ con un producto que en nada desmerece de sus rivales.

Noticias relacionadas

Buscar tiempo en otra localidad