+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Nos falta imagen y promoción»

Víctor Arroyo Alba
Bodegas y Viñedos Castro Bergidum SL


«Nos falta inversión en imagen y promoción, y ese es uno de los retos que deberá afrontar el nuevo equipo del consejo regulador». Bajo la razón social de Castro Bergidum y el sello Arroyo Family Vineyards levanta Víctor Arroyo su proyecto vitivinícola, justo donde el Camino de Santiago es más hermoso.

 

Víctor Arroyo,en su nueva plantación en la ladera nortedel Castrode la Ventosa. - B. Fernández

Rafael Blanco
01/11/2013

La promoción debe ser el eje vertebrador de nuestra actividad comercial, pero lamentablemente llevamos muchos años de espaldas al mundo. Es imprescindible que el nuevo equipo que dirija la Denominación de Origen Bierzo se marque como primer objetivo diseñar un plan de ayuda a la comercialización de nuestros vinos. Si no, estamos muertos». Expone Víctor Arroyo estas reflexiones mientras hace girar sobre la mesa una copa de uno de los tintos que elabora y atiende al paso de los peregrinos del Camino de Santiago. «Si pasan 200.000 el año y lo prueban, eso ya es importante. Tiene incidencia en la comercialización exterior de nuestros vinos. Quizá no tanta como desearíamos, pero sí que la tiene».

Las ocho hectáreas de terreno de su propiedad que se extienden sobre la ladera norte del Castro de la Ventosa, justo hasta la senda que siguen esos peregrinos al paso por Pieros en una de las etapas más bellas de la ruta, son el sueño y el futuro sobre el que se asienta el proyecto Arroyo Family Vineyards. A la izquierda del paseo que definen un par de docenas de viejos perales se extienden 1.200 olivos plantados en 2009 y a la derecha unas cepas de variedades experimentales. El arranque de ese sendero deja visibles a un lado y otro especios y excavaciones para lo que será un albergue de peregrinos, un centro de enoturismo y una bodega para la que hay proyecto pero no plazos.

En ese escenario de enorme belleza e inmejorables vistas desgrana Arroyo Alba sus reflexiones sobre la Mencía: «Es diferente y única, pero lamentablemente también muy desconocida La gente te dice que qué vino tan fácil de bebe, tan agradable, sencillo, afrutado, fresco... Pero no podemos seguir pensando como los abuelos: el vino tiene que estar en el mercado y no en el arcón de casa, como el buen paño. Nuestro objetivo tiene que ser hacer buen vino, efectivamente, pero para venderlo y ganar dinero todos. Utopías, las justas».

Defensor de la Mencía, es sin embargo partidario de cierta apertura normativa en cuanto a la aportación de otras variedades. «No se puede ser radicales. Si la zona es 80% Mencía, que siga siéndolo, pero dejemos libertad a quienes se juegan los cuartos en esto. Seamos listos y hagamos lo que pida el mercado. Nos va la economía en ello. Si hay una variedad que la complementa y la hace más rica, pues adelante. Eso sí, sin perder de vista cuál es nuestra base y hacia dónde nos guía nuestra historia», dice.

Castro Bergidum sólo elabora vinos dentro de la Denominación de Origen Bierzo y lo hace en cuatro líneas. El Spanish Steps responde a un proyecto de comercialización compartido con otros vinos de Toro, Ribera, Arribes y Rueda. BZO, Orellán y Esencial escalonan la oferta de godellos y tintos jóvenes y con madera y diversifican la referencia comercial, porque el 85% de la producción se exporta.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla