+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El abrazo del oso

 

LA LIEBRE ÁLVARO CABALLERO
04/11/2018

Alos expertos que engordan los grupos de investigación ideados por los políticos para resolver el galimatías de las competencias administrativas, la ordenación del territorio y la lucha contra la despoblación habría que ponerles el caso del oso aparecido muerto esta semana cerca de Burón para que teoricen. El problema vendría para ver por qué al plantígrado tienen que hacerle la autopsia en Valladolid, sólo por haber caído de este lado de la raya, mientras que le hubiera correspondido pasar el trance en el Hospital Veterinario de la Universidad de León si, en lugar de entrar a cebarse con los hayucos por la collada leonesa de Valdemagán, le hubiera dado por cruzar el puerto hacia el Principado por la canal del Focicu. Cómo se justifica que al ursus hallado aquí lo trasladen hasta la capital castellana para analizar las causas de su muerte, cuando Asturias encarga a León por el nivel de sus profesionales veterinarios las necropsias de los que encuentra dentro de sus fronteras, resume el sinsentido de estos más de 35 años de engendro territorial configurado para que la metrópoli castellana y su área de influencia crecieran a costa de convertir en servidumbre de colonias al resto.

El capítulo del ursus enfoca la centralidad asfixiante con la que la Junta impregna todas sus políticas, a pesar de sus esfuerzos publicitarios por regalar de vez en cuando pequeñas dádivas que justifiquen sus esfuerzos por León, donde no hay centro de recuperación de animales silvestres pese a su diversidad. El dislate de la autopsia del plantígrado, que daría para un chiste de los que ya no hacen gracia por aquí porque siempre se ríen los mismos, llega después de que queden expuestos los resultados de la encuesta de simpatía interterritorial elaborada por Electomanía. La muestra descubre que los leoneses le ponemos un 9,3 de nota a Asturias, que siempre ha sido el territorio hermano, con el que incluso formó provincia fiscal y que hubiera sido la unión administrativa más natural en el caso de que fuera necesaria, mientras que despachamos a Castilla con un 4,2, la calificación más baja de toda España. Los resultados describen la realidad de la relación existente, sin edulcoramientos políticos ni adobados de laboratorio de ideas pagado con talonario público. El abrazo del oso nos va a matar.




Buscar tiempo en otra localidad