+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Absurdo policial

 

el gallo
11/01/2017

Desaparece una bicicleta en La Virgen del Camino y su apenado expropietario se ve obligado a tomar el autobús para bajar a León. Una vez en él ve a un pasajero con una rueda en la mano, sorprendentemente de la bicicleta que era de su propiedad. Telefonea a su padre y éste alcanza con su coche al autobús mientras relata los hechos por el móvil a la Policía Local de Valverde, pero en ese momento la rueda viaja ya por Trobajo. Nada que hacer: no es competencia territorial. El paciente padre cuenta la sucesión de los hechos en una nueva llamada, ahora a la policía de San Andrés, pero cuando acaba ya están el autobús, la rueda y él en León. Nada que hacer: es competencia territorial de la policía de la capital. Cuando lo cuenta por tercera vez, el autobús hace una parada, bajan el hombre de la rueda y el chaval, y el padre sale del coche e inicia la persecución del ladrón, que pierde ventaja y decide deshacerse de la rueda arrojándola a los pies del perseguidor. Del descarado nunca más se supo, pero el absurdo de los protocolos de actuación de las policías no puede quedar en más gráfica y ridícula evidencia. Y todo por la rueda de una bicicleta.