+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

HOJAS DE CHOPO

Adiós, Santa Bárbara

 

ALFONSO GARCÍA
03/12/2018

Mañana, Santa Bárbara, celebramos tu fiesta. Cada día la celebramos menos por aquí, perdona la irreverencia. Pero las cosas al parecer las imponen los tiempos. Sigue protegiendo a los que aún quedan bajo tu amparo, santa que durante tantos años fuiste protectora de los míos. Ya sabes que con frecuencia la conciencia grupal institucionaliza las conductas, a pesar de las historias cambiantes de las posiciones. En mi caso, Santa Bárbara bendita, siguen retumbando en mi memoria, y lo seguirán haciendo mientras viva, los barrenos de la alegría de la infancia. Era aquel un día especial, aunque indefinido, puesto que la inocencia de los años ponía más en valor las algarabías y los ruidos, no tanto los peligros y las preces. Con todos los perdones, santa de la minería desaparecida y desamparada.

Por aquí las cosas siguen revueltas y la realidad cambia poco, mejor nada. En las reuniones que llaman transcendentales algunos mandamases del momento aparecen en la foto más pendientes de la pantalla del móvil, no se sabe si porque no les importa lo que allí tratan, si creen que ellos mueven el mundo o si saben de antemano qué han de decir. Yo creo, Santa Bárbara, con todos los respetos que me merecen las esferas celestes, que lo último sobre todo. Porque la sala está llena de vocíferos —los voceritos del carbón en este caso—, los que llevan la voz, aunque suelen ser los atizados desde arriba para que den la cara, para que se la partan mejor, que el futuro depende en buena medida de cuántas heridas hayan abierto. Así que aquí, que como bien sabes sobran tantísimas administraciones y administrantes, andan a la gresca echándose las culpas las unas a las otras, sobre todo si son de distinto signo, por la desaparición de la minería. Se acabaron los barrenos, incluso los cohetes, querida santa, y solo se oyen voces tabernarias y macarras, en apariencia finas pero llenas de estiletes.

La muerte anunciada se hizo sin planificación ni alternativas. Nada les sonroja. Niegan la evidencia. Anuncian ahora planes de envergadura y cantidades millonarias para las zonas deprimidas, abandonadas, destruidas, antaño bajo tu tutela santa. A veces los mismos que consintieron o callaron la destrucción de elementos que bien hubieran servido para estos fines. No hay quien los entienda. De buena te has librado, creo yo, Santa Bárbara bendita, patrona… —aquí añado música para acabar—. Así y todo, acuérdate de nosotros, los menos culpables del intríngulis. Amén.

   
1 Comentario
01

Por floro 14:22 - 03.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Con tanto CO2 en la atmósfera, ya no hay que echarle las culpas a nadie, como no sea a los químicos -por decir la verdad-

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla