Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

EN BLANCO

Aroa y Cristian

javier tomé
06/08/2017

 

Dijo el sabio que el matrimonio es el único gran disparate que se puede hacer en público, con el consentimiento aprobatorio de dos familias. Pero, en fin, la tradición manda y tirando del repertorio clásico mis amigos Aroa y Cristian han quedado unidos por el vínculo conyugal, en una ceremonia con ambiente bonancible y atmósfera de severa decencia. Los resultados estuvieron a la altura de las expectativas, ya que el amor es el único punto de acuerdo entre un hombre y una mujer que, normalmente, están en completo desacuerdo con respecto a todo lo demás. Así iniciaron su libro de la vida en común, una vez cumplimentado un ritual que se solventó con especial júbilo y armonía. Por temperamento y convicción soy bastante refractario al desfile de carantoñas y camaraderías asociado a una boda, al ser consciente de que el amor es ciego pero el matrimonio le devuelve rápidamente la vista. En esta ocasión cedí y, después de ajustar la logística, ejercí de mano que mece la cuna o de predicador de todo a cien en una ceremonia que, por lujo y ostentación, fue digna de los tiempos de la caballería andante.

Puesto que hasta el rabo todo es cola —de novia, claro—, estuve muy centrado en mi tarea pastoral y recordé a los contrayentes algunas de las más escogidas perlas que figuran en la Biblia, más concretamente en el aleccionador libro de los Proverbios. Por poner un ejemplo, que la cadena del matrimonio pesa tanto que se necesitan dos, y demasiadas veces tres personas, para llevar el tema con alegría. O prohibir tajantemente al flamante esposo que difundiera, por las barras de bar, el dicho de que la esposa otorga al marido dos días de auténtica felicidad. El de la boda, claro, y también el de su entierro. Estuve ayudado en los siempre espinosos protocolos legales por Paloma, Mateo y Silvana, fiel infantería que luego, ?tras el generoso ágape, disfrutó de lo lindo con el baile de moda del verano: el de la zariguella, lo baila él y lo baila ella. Muy divertido colofón para una velada que, por muchos y válidos motivos, pervivirá para siempre en el imaginario familiar.

 

Última hora
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León