+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Barco cargado de ilusiones

 

HOJAS DE CHOPO ALFONSO GARCÍA
05/11/2018

La década de los setenta del pasado siglo supuso una notable concatenación de cambios estructurales que desembocaron en el abandono de viejos modelos de vida. También, por supuesto, en el ámbito educativo y, como lógica deducción, en la conciencia lectora, muy frágil, limitada y titubeante en aquellos momentos. En aquel panorama, con escasez de publicaciones, abundancia de traducciones y el recurso repetitivo de los clásicos, nace a finales de 1978 la colección El Barco de Vapor, un barco que llegaba cargado de aventuras, misterios, humor y amor por la lectura. La primera colección española de Literatura Infantil —cuenta hoy con más de cuatrocientos títulos vivos— segmentada por edades y por temáticas para que todos los niños pudieran encontrar un contenido adaptado a su edad e intereses. Así nacieron la serie blanca, azul, naranja y roja, cubriendo una franja de edad desde los seis a los doce años. Su intención era y es llevar literatura de calidad a los niños, con historias que los transformen y, sobre todo, los entretengan. La larga lista de autores e ilustradores de El Barco de Vapor, algunos de notable popularidad y títulos emblemáticos, conforman hoy buena parte de las claves de la historia de la literatura infantil española. Las cosas han cambiado notablemente y este sector, en el conjunto de las diversas editoriales, es uno de los más notables a nivel mundial y actualmente motor esencial del mundo del libro.

Es innegable el impacto tan determinante en la sociedad española de El Barco de Vapor, buen compañero de viaje de varias generaciones y enseña cultural por su calidad, la diversidad de temas y la riqueza literaria y estética. Seguramente, y con contadas excepciones, su fondo ha unido a múltiples lectores que rondan el medio siglo hasta los más jóvenes, que convirtieron en referente de lectura y vida esta colección, a no pocos de sus autores y diversos títulos.

Al margen de otras actividades —solidarias, creación de premios, nuevas series…—, con motivo de este cuarenta aniversario, SM, la editorial que ampara la colección, publica Cuarenta cuentos a todo vapor, libro de relatos que reúne a algunos de los autores más representativos de El Barco de Vapor, que continúa su viaje ejemplar, con el norte del fomento de una lectura de calidad, apetecible y lúdica para los más pequeños. Suficiente motivo, histórico por otra parte, para felicitar y felicitarnos. Quede dicho.