+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cambio de tendencia esperanzador en los movimientos migratorios de León

 

17/07/2017

El saldo migratorio de la provincia registra un cambio interesante de tendencia después de más de una década. Llegan más personas de otros países con respecto a los leoneses que buscan un futuro fuera de las fronteras españolas. El último balance se cierra con 1.308 nuevos extranjeros frente a los 1.627 nacidos en la provincia que se han ido a otras naciones. El dato contrasta con lo que se vivía hace ahora una década, cuando la fuga en 2008 fue de 3.312 ciudadanos y la llegada sólo de 837.

Para la provincia este cambio de ciclo es muy esperanzador. Nadie puede ignorar que León sufre un grave problema de envejecimiento poblacional. Esa fuga de jóvenes que se ha mantenido de manera constante desde demasiado tiempo ha ido generando una peligrosa pirámide poblacional que no garantiza un futuro sostenible. Por eso, la llegada de personas con edades más bajas y la reducción de los que se marchan, sirve para paliar, aunque sea de manera precaria, una coyuntura que es hoy la principal amenaza de futuro para la provincia, porque sin relevo generacional difícilmente se podrán mantener unas mínimas estructuras de viabilidad para León.

La media de edad de quienes se marchan evidencia el problema. Tienen entre 25 y 35 años. Y el problema es que la falta de oportunidades les suele complicar un hipotético retorno, por lo que cada vez es más importante el volumen de quienes se asientan definitivamente en otros países o quienes si vuelven a España eligen territorios con mayor dinamismo.