+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Candidato y presidiario

 

EL MIRADOR MANUEL ALCÁNTARA
08/03/2018

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, de ERC, ha anunciado con toda la solemnidad que le permite su situación la candidatura de Sánchez. No del otro, sino de Jordi el de JxCat como candidato a presidir la Generalitat.

Su argumento es democráticamente irreprochable, porque es el que cuenta con más apoyo, pero tiene el grave inconveniente de que el propuesto está entre rejas, en calidad de preso preventivo.

Que nadie diga que cosas más raras hemos visto y nos quedan por ver. Para asistir al debate de investidura tendrá que reclamar el permiso al juez Pablo Llarena, que instruye en el Tribunal Supremo la causa de rebelión contra varios miembros del anterior Gobierno de la Generalitat. El laberinto catalán sólo pueden resolverlo los catalanes, pero parece que ni les conviene, ni lo desean.

¿Será cierto eso de que todos los que tienen manía persecutoria es porque de verdad los persiguen? Estamos más necesitados de detectives que de jueces. Mientras, la Policía Nacional acusa a los Mossos de colaborar en el ‘procés’ secesionista, lo que equivale a tener el enemigo en casa, aunque se llamen mutuamente rivales.

La prueba de fuego es que querían quemar papeles y que llegara a todas las partes el olor a chamusquina, pero sin provocar un incendio. El presidente del Parlamento catalán ha incendiado la petición del fugado Puigdemont, que sigue manejando el mando a distancia con innegable astucia, ahora disimulada con el enmascaramiento.

Si Tarradellas levantara la cabeza la volvía a esconder, apartando banderas. Tantos son los que quieren peinar a la novia catalana que se está quedando calva, pero, mientras, la Diputación de Barcelona ha fichado a la mujer de Puigdemont por 6.000 euros al mes para presentar un programa de entrevistas de dos horas semanales.