+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Capitalismo en bañador

 

al trasluz eduardo aguirre
11/08/2017

Ya lo dijo Heráclito: «no es posible bañarse dos veces en el mismo río». A cada momento, cambia el agua, incluso la moda de los bañadores. Me acordé del filósofo griego al leer un comunicado en el que la Comisión Europea da por finalizada la crisis. Vale, pero tras diez años de quiebras y zozobras, ¿quedan bañistas con ánimo para darse un chapuzón? ¿Hay economía en la que hacerse unos largos? Tampoco creo que a los griegos de hoy les sea posible bucear en las aguas de antaño. Todo ha cambiado. En fin, me zambulliré esta tarde en el Torío, a ver qué pasa. Lo que es mojarme los pies y salir. Hace dos años cundió la alarma porque en sus aguas se había pescado un ejemplar del pez «come-testículos», que suele preferir el Amazonas para sus veraneos. ¿Qué fue de él?, ¿se lo quedó algún concejal hasta que se le zampó al gato y tres cuartas partes de la suegra? El capitalismo salvaje es tiburón que hace lo mismo a la carne que al pescado. Nos hundió, a ver si ahora nos saca a flote. La economía somos todos, pero unos más que otros. Y sí, es detectable cierta dinamización, sobre todo en el sector de la hostelería. En León, los restaurantes vuelven a estar llenos, en cuanto que si no reservas no tienes mesa. Por cierto, ya he hecho llegar al Ayuntamiento de León mi adhesión a la solicitud pública para que la ciudad sea capital gastronómica en 2018. No sé si queda oro en Las Médulas, pero el buen comer y el buen beber es uno de los tesoros de esta tierra nuestra. ¡Hay que promocionar el fuero con picadillo! ¡El Ordoño con pimienta y queso de Valdeón! ¡El sorbete de patatas Blas! Jesús Calleja, uno de nuestros más eficaces juglares de lo leonés, ya ha estampado su firma. Les invito a sumarse.

No sé si al señor alcalde, Antonio Silván, se le habrá ocurrido mandarle a Puigdemont dicha carta de adhesión. Lo mismo degustando otras gastronomías al político catalán se le cura su cerrilismo independentista. Pero que venga él.

Sin ánimo de ser agorero, permítaseme no salir aún a festejar con champán y ostras el final de la crisis. De momento, butano y tapa. El río no será ya el mismo, aunque se llame igual. Además, ¿cómo nos quitaremos el susto del cuerpo, tras estos diez años tan largos como siglos?

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla