+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

cartas al director

 

09/01/2017

Los pensionistas de UGT quieren ‘agradecer’ el incremento de las pensiones

Dice el aforismo popular que de bien nacidos es ser agradecidos. Por ello la Unión de Jubilados y Pensionistas de la Unión General de Trabajadores de León quiere hacer público nuestro más sincero y profundo agradecimiento al presidente del Gobierno del Estado español, a su ministra de Empleo y Seguridad Social y en general al Consejo de Ministros en pleno por haber aprobado en su última reunión del año 2016 el generoso incremento de las pensiones que tienen vigencia desde el pasado 1 de enero de 2017.

De justicia es reconocer que con los dos, tres, cuatro, ¡hasta cinco! euros de subida mensual que nos corresponderán según sea el origen de la pensión: mínima con 65 años, (con cónyuge o no a cargo), mínimas de jubilación para menores de 65 años, de viudedad, de orfandad, incapacidad permanente, en favor de otros familiares, etc., los perceptores de cualquiera de ellas podremos afrontar holgadamente, durante todo el año 2017, el quebranto de nuestro poder adquisitivo con relación al Indice de Precios al Consumo (IPC) de 2016, el copago de los medicamentos que, con la acumulación de edad, cada día necesitamos más, quedará desterrada definitivamente la pobreza energética, podremos ayudar a aquellos de nuestros descendientes que no tengan trabajo ni perciban ningún subsidio de desempleo, podremos sufragar los estudios de nuestros nietos, nos llegará sobradamente para disfrutar de unas merecidas vacaciones, con toda la familia por muy numerosa que ésta sea claro está y aun nos quedará algo para poder ahorrar de cara a una posible enfermedad que no sufrague la Seguridad Social.

Gracias una vez más, don Mariano Rajoy. Gracias también doña Fátima Báñez, virgen muy milagrera por cierto. A los dos humilde y respetuosamente gracias.

Y para finalizar sólo un recordatorio: la pensión, sea cual sea su origen y cantidad, no es algo graciable que conceda la magnanimidad del gobierno de turno, sino un derecho constitucional al que se accede después de largos años de cotización, reconocido y reafirmado a su vez por la Carta Social Europea, en su artículo 12, por el Convenio de la OIT, el Código Europeo de Seguridad Social, así como distintas y variadas resoluciones del Comité Europeo de Derechos Sociales, todos ellos de aplicación en el Estado Español.

José E. Fonseca Barreñada. Secretario de Organización.

unión de Jubilados y

Pensionistas de UGT – León