+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

cartas al director

 

16/01/2017

¿Bares exclusivos

para familias?

Sí, hay muchos bares —demasiados por cierto—, donde llegan papás y mamás avasallando con los carros de sus descendientes, gritando, moviendo sillas a discreción, sin el menor comentario por parte de sus progenitores, que generalmente están disfrutando de un buen vino y la ‘charleta’ con sus acompañantes… El día 7 de enero, sobre las 21 horas, en un bar en pleno corazón del barrio de San Martín, se produjo esta situación: un grupo de cuatro personas se encontraban amigablemente charlando en una mesa del citado establecimiento, cuando irrumpieron una pandilla con seis criaturas y tres parejas, que efectivamente se pusieron en la barra a degustar las consumiciones con las tapas, mientras una niña lloraba a grito pelado y movía sillas, haciendo un ruido infernal, que hizo imposible seguir con tranquilidad. Al comentar, que por favor hicieran algo con aquella criatura, respondieron con una sarta de insultos e improperios de los papás e incluso de la hermana de la niña, llamando «vieja» a una mujer de unos 63 años, con el beneplácito de sus mayores. El dueño del bar no se pronunció en ningún momento, y al preguntarle, contesta que todos somos clientes, efectivamente, pero parece que algunos con unos derechos distintos a los demás.

¿Qué está ocurriendo?, este caso se da un día sí y otro también… Parece que la familia es lo más importante, aunque sean unos perfectos maleducados sus componentes. Hay una falta de respeto por lo general hacia otras personas que es indignante, si se comenta lo más mínimo es intolerancia, y estos comportamientos como se llaman?

Desgraciadamente, ya hay hoteles para personas adultas, donde no pueden entrar familias, ¿Porqué hemos tenido que llegar hasta aquí?

Por descontado que hay familias muy educadas, estas son la excepción que confirma la regla, y supongo que se pueden sentir mal ante éstos comentarios. Ciertamente ésta gente que se puede llamar tóxica hace mucho daño al resto que se comporta de forma civilizada.

Parece que estamos en una sociedad dónde vale todo. No, no vale todo, ni muchísimo menos, debemos reivindicar que alguien diga algo ante estos acontecimientos, sean los responsables de los establecimientos, o quien sea, hay unas normas elementales de educación que deben prevalecer, sino esto se parecerá más a una jungla…

Ana Isabel Negro Albañil. león

La utilización

de la inocencia

Algunos, que se dicen ‘políticos catalanes’ o ‘catalanes políticos’, utilizan a los niños como ‘marketing’ de determinadas ideologías partidistas que, para mayor vergüenza, no representan al conjunto de la ciudadanía a la que ‘por ley’ están obligados a gobernar ‘equilibradamente’. Políticos catalanes elevados a los altares del caudillaje por minorías atrapadas por el desencanto y, en consecuencia, presas fáciles de cualquier pirotécnico del poder demagógico. Políticos catalanes de mítines plenos de «entradas de clá», inexpertos en la práctica del respeto democrático hacia el pueblo que gobiernan Políticos catalanes, soñadores, únicamente, de sillones y de poder, aunque sea vendiendo la inocencia de los sueños infantiles y, lo que es peor, aunque sea utilizando la mentira de un sueño sin futuro, pintado con el dinero de todos. Cataluña no es una mentira a pesar de que algunos políticos catalanes vivan de la utilización de la falsedad para medrar. Cataluña y sus niños se merecen cielos de sueños llenos de estrellas sin banderitas. Cataluña y sus niños se merecen jugar al «más hermoso engaño» que la cultura nos ha dado: Melchor, Gaspar y Baltasar. Señores políticos catalanes, guarden sus respetables estelades para otros fines y respeten la inocencia, esa inocencia que muchos de ustedes han perdido.

Ángel Alonso. león

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla