Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

cartas al director


12/08/2017

 

Un desastre de ciudad

He salido de casa para realizar unas gestiones que me eran necesarias y al pasar por la calle del Pozo he pisado unos de los cien mil adoquines que se mueven y están mal asentados en esta ciudad y la mierda que había debajo del mismo con el agua del riego a presión que se usa para, según dicen, limpiar las calles me ha llegado a la rodilla, dejando mis pantalones hechos un asco, de tal manera que he tenido que volver a mi casa a cambiarme y al salir encomendarme a todos los santos para que no me volviera a suceder.

Este ayuntamiento se ha dedicado a promocionar esta ciudad y a apostar por el turismo, pero no se ha preocupado en ningún momento de tener la ciudad en orden. La totalidad de las aceras y las zonas peatonales están en un estado lamentable. Las baldosas y los adoquines se mueven o están rotos y como se empeñan en someter a los suelos, todos los días, a una presión de agua que no es aceptable, las baldosas y adoquines terminan moviéndose porque el agua se lleva la arena y el cemento y cuando se pisa en ellos el agua con toda la mierda de la calle salpica a quien pisa y a los circundantes.

No hay mas que ver como están calles que no son del extrarradio o calles por las que no pasa nadie, como la calle Ancha, Varillas, Pozo, Cervantes, Sierra Pambley, la propia plaza de la Catedral y su entorno o la plaza Mayor que es el mejor ejemplo del desastre que suponen las sucesivas actuaciones municipales en esto de los pavimentos.

Se afirma por parte de responsables municipales que el sistema de limpieza con el agua, todos los días, es el mejor, lo que es muy discutible, pero eso solo se hace siempre en las mismas calles y en algunas zonas de la ciudad donde los desaprensivos y indeseables hacen sus necesidades menores y huele que apesta no aparecen los «aguadores» y pasar por allí es muy desagradable. Hay tramos de calles que no han visto el agua en semanas y se nota no solo en los olores de los orines, sino también en los excrementos que adornan las mismas procedentes de palomas y cigüeñas.

Todo esto no lo sufrimos solo los habitantes de la ciudad, sino también los turistas, que me imagino que se lo comentarán a todos sus amistades haciendo una publicidad de la ciudad nada interesante. Claro está que como la mayor parte del turismo que se potencia y se recibe y se apoya es el turismo de fin de semana, de despedidas de soltero, de borrachera,… a ese turismo el estado de las calles le da lo mismo, lo que le interesa es el vino y la caña barata con tapa gratis y que se les permita toda clase de actividades estrafalarias¡.

Que le vamos a hacer.

Y así nos va.

JUAN CARLOS PONGA MAYO. LEÓN

Mucho ruido y pocas nueces

Desconozco si es por el calor, o por encontrarnos en pleno periodo vacacional, pero tengo la misma sensación que tenían nuestros mayores cuando contaban que Franco televisaba fútbol y toros para desviar la atención de lo realmente importante. A esta conclusión he llegado tras ver a Ada Colau y a Cristina Cifuentes, recriminarse públicamente sus gestiones al mando de sus respectivas responsabilidades en Barcelona y Madrid. O cuando Baleares decide repentinamente que su mayor escollo de gestión autonómica radica en limitar las plazas turísticas a 623.000. O cuando grupúsculos radicales encuentran un filón propagandístico en la comisión de acciones ilegales contra intereses turísticos. O cuando se veta la participación de determinados grupos musicales en las fiestas de las grandes ciudades, por interpretar canciones que contienen supuestas letras machistas. Sin obviar la trascendente labor de la alcaldesa de Barcelona y la presidenta de la Comunidad, sin pasar por alto que la industria turística ha adquirido en nuestro país un volumen de transacciones tal que probablemente precise de algún tipo de regularización, y siendo harto evidente que la igualad de género y los valores fundamentales deben garantizarse en cada uno de nuestros quehaceres, parece más que evidente que no son estos los problemas acuciantes que preocupan a la mayor parte de los ciudadanos. De seguir así además de no resolver lo importante, terminaremos por no distinguir el grano de la paja política.

luis alberto rodríguez santo tomás de las ollas

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria

Diario de León