+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

AL TRASLUZ

Cervantes nos observa

 

EDUARDO AGUIRRE
12/06/2018

Que unos separatistas radicales consigan impedir un homenaje a Cervantes, como ha sucedido en la Universidad de Barcelona, es síntoma de que la herida ya está infectada. Los fascistas son quienes reventaron el homenaje y no Societat Civil Catalana, organizadora del mismo. Los asistentes se quedaron sin escuchar a Jean Canavaggio, autor de una de las biografías más influyentes sobre el autor del Quijote. Estaba también García Cárcel. Iba a ser, pues, uno de los actos culturales más importantes que ese día estaban programados en nuestro país. Los culpables tienen nombres y apellidos: CUP, SPC y Arran, entre otros. Bochornoso. En desagravio, ganas me dan de escoger unos libros, buscar una cima leonesa y convertirme en ermitaño cervantista, tal don Quijote en Sierra Morena. Me llevaría, entre otros, Cervantes, clave española, de Julián Marías, y El escritor y su entorno. Cervantes y la Corte de Valladolid en 1605, de Javier Salazar Rincón, ensayos rigurosos y luminosos. Si para octubre aún siguiese por tales alturas, pues en esto de ermitañear sabes cuándo empiezas pero no cuándo acabas, que mi mujer me suba La plenitud de Cervantes, de José Manuel Lucía, tercera entrega de la biografía, que saldrá para entonces. No creo que fuese restarle seriedad a mi retiro si en junio no lo hago «en carnes y en pañales», como el caballero andante, sino con abrigo y marianos. Este frío nuestro no es coloquio entre primavera que nunca llegó y un verano que ni está ni se la espera, sino rifirrafe entre dos perros climáticos, tan ladradores como mordedores.

Este fin de semana se reunieron en La Mancha los representantes de la Red de Ciudades Cervantinas para poner en marcha este proyecto colectivo, que no se limita a nuestro país. Cervantes une en clave española e internacional. Habrá escollos que superar, incluso discrepancias, pero nada que no pueda ser superado con diálogo.

En efecto, la herida del separatismo radical está infectada. Mediante una paradoja manipuladora, a las víctimas se las quiere hacer pasar por verdugos. El homenaje a Cervantes no se celebró, para vergüenza de la Universidad de Barcelona. Mientras, desde su parnaso, don Miguel nos observa y no entiende nada. O quizá sí.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla