Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Conspiraban

río arriba miguel paz cabanas
11/01/2017

 

Estaban junto al muro exterior del Parque de Quevedo, a cien metros del Parador de San Marcos, de pie, abstraídos, indiferentes a la gente que los rebasaba con sus bicis y sus carritos acolchados de la compra. A lo mejor fue un simple tic de voyeur, o cosas de la edad, pero hacía tiempo que no veía a una pareja besándose en la calle, o al menos así, con aquella calma sucinta, con aquella hipnótica y contagiosa serenidad: como dos criaturas que se hubiesen encontrado, furtivamente, en los márgenes de un bosque.

Hubiese sido sencillo pensar que, dado que solo restaban unas horas para que finalizase el año, había algo simbólico en la escena, una conspiración romántica cargada de pronósticos dulces y de buenas vibraciones. Pero como siempre he sentido debilidad por la versión crápula y arisca que de Santa Klaus hizo Billy Bob Thornton, no vi en el asunto nada navideño, ni siquiera providencial, pues es difícil encontrar otra fecha en el año donde se mezclen tan fácilmente el optimismo con la estupidez.

El año acababa igual que empezaba el siguiente, con balas percutiendo en salas frecuentadas por jóvenes ociosos y los tuits estrafalarios e inquietantes de maese Trump. Pero no era menos cierto que en el beso de aquella pareja, en la forma en que se movían el uno junto al otro, sin un contacto directo, levemente separados, la sombra de sus manos sobre el cuello y la cintura, porfiaba una idea que me conmovía y se antojaba maravillosa: la sensación de que ellos estaban más allá del Tiempo, en un momento donde todo lo que les rodeaba era, a diferencia de la suavidad de sus latidos, estridente y accesorio. Al igual que esos pájaros que consiguen permanecer, a pesar de su tamaño minúsculo, una eternidad en el cielo, sin saber realmente cuándo empieza y acaba su migración.

Entré a comprar el periódico en el kiosko de Isidro y cuando salí ya no estaban, ella caminaba con paso elástico hacia el río y en la ronda me pareció ver a un chico que sorteaba el tráfico con dos o tres zancadas. Había gente sentada, casi tomando el sol, en la terraza del Hostal Quevedo y eso, siendo diciembre y paseando por una calle leonesa, te hacía pensar lúgubremente en el fin del mundo. Pero no había motivos para la inquietud. Lo pensé mientras emprendía el camino hacia casa y me subía los cuellos del abrigo: has sido testigo de algo hermoso y ha merecido la pena levantarse hoy; grábalo en tu memoria; los besos de los jóvenes que ignoran la oscuridad clandestina de los parques son una misteriosa expresión de gloria y pudor. Supongo que lo que quería revelarles con este artículo es que en las tizas que pintan los muros de la ciudad, a veces, hay una viñeta esperándote al final de la calle.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León