+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La crisis obliga a ser pragmáticos en las instituciones

 

14/01/2017

La política tiene mucho de liturgia y las ceremonias en torno a la presentación de los presupuestos en las instituciones incluyen mensajes y posicionamientos que son totalmente previsibles. Desde los gobiernos no faltan los calificativos de «social» o «inversor» y desde la oposición las críticas por la «falta de ambición», el «continuismo» o la «ausencia de proyectos nuevos».

Pero la crisis y la ingente deuda acumulada en casi todas las instituciones, con la connivencia de todos los partidos políticos, llevan a que el núcleo central de los presupuestos pague los gastos ordinarios, el mantenimiento de los servicios e infraestructuras, y la amortización y los intereses del pasivo, dejando un margen lamentablemente escaso para cualquier proyecto.

En el Ayuntamiento de León el pragmatismo del grupo de Ciudadanos permitirá al equipo de gobierno del PP sacar adelante unas cuentas municipales que son un mero ejercicio de realismo, donde se busca por todos los rincones para extraer fondos con los que financiar unas mejoras que ha impuesto el partido naranja a cambio de sus votos. Pero por desgracia para todos los ciudadanos la realidad en esta travesía del desierto que ocasionan las cicatrices de la pasada recesión aún se prolongará y habrá que aguardar tiempos mejores para reclamar ambición y proyectos de inversión nuevos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla