+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cuánto os debe este país, compañeras

 

Cuánto os debe este país, compañeras -

Andrea Fernández Secretaria del área de Igualdad del PSOE de León
07/03/2018

Recuerdo a la perfección la primera vez que escuché la palabra «feminismo». Una de las mujeres más cultas y cabales que conozco decidió hacerme partícipe de un coqueto acto en el Ayuntamiento de Gordoncillo donde (nada más y nada menos) que Cristina del Valle ofrecía un íntimo coloquio sobre esta temática.

Aquello supuso una total revolución para la niña que yo era hace más de nueve años: desde entonces el feminismo es una de las convicciones más determinantes en mi vida.

Durante las últimas semanas he recordado aquel pequeño acto mientras observaba la reacción social que han generado este año las reivindicaciones del día internacional de la mujer.

Y es que parece que las mujeres damos un paso adelante aunque, como a lo largo de toda la Historia, muchos se empeñen en empujarnos dos hacia atrás: estos días no han sido pocas las declaraciones delirantes sobre huelgas a la japonesa o rechazos sin sentido al movimiento feminista. Sin embargo, el 8 de marzo de 2018 nos demuestra que el feminismo es el único movimiento de carácter político que en la actualidad ha sido capaz de atraer a todas las generaciones, que está organizado y que tiene un proyecto justo por el que lucha con una dignidad pasmosa.

En efecto, las mujeres hemos dejado de aceptar con resignación una realidad que nos minusvalora para luchar por un cambio necesario.

Pero si algo me hace recordar este escenario actual de lucha e ilusión es a quienes siempre se han comprometido con esta causa, a quienes hicieron que el feminismo estuviera por primera vez sobre la mesa del poder legislativo y, en definitiva, a quienes nunca han dejado de alzar la voz en nombre de la igualdad.

Y es que leyes como la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género o la Ley para la Igualdad Efectiva de Hombres y Mujeres, entre otros muchos ejemplos legislativos, tienen un denominador común: el sello socialista.

Nunca olvidaré la primera vez que escuché la palabra «feminismo». Pues bien, con la misma viveza recordaré siempre el arrojo de todas las feministas de mi partido, cuya valentía ha impulsado los cambios más importantes por la igualdad en nuestra historia reciente. Cuánto os debe este país, compañeras.



Buscar tiempo en otra localidad