+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La CUP y los mossos

 

el gallo
17/01/2017

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el parlamento catalán y la Fira de Barcelona excluyeron del Salón de la Infancia los habituales stands del Ejército y de las distintas policías, Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d’Esquadra. Colau, en un rapto de papanatismo, dijo que quería «desmilitarizar» la ciudad, y de ahí la proscripción de los uniformados, como si viviéramos en pleno franquismo y como si el Ejército y las distintas fuerzas de seguridad del Estado no hubieran dado sobradas pruebas de lealtad democrática, de vocación de servicio público y de supeditación a la autoridad civil. Las fuerzas de seguridad de Cataluña se manifestaron ayer en Barcelona por la desprotección institucional que dicen padecer. En concreto, los mossos están siendo presionados públicamente por la CUP con la pretensión de que la Consejería de Interior que los dirige deje de acatar la legalidad vigente y desobedezca las órdenes estatales o las traslade a la Policía Nacional o a la Guardia Civil. Ya está bien de jugar con fuego. Las opiniones políticas son libres y debe existir espacio para defenderlas, pero todo tiene un límite, que en este caso es la ley vigente. Ley democrática que tiene más peso y prestigio que el ideario pintoresco de los antisistemas.