+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Debate sereno y riguroso que consolide y avale el futuro de las juntas vecinales

 

17/04/2018

Cada cierto tiempo se genera una polémica en torno a las juntas vecinales que suele incluir un importante componente de trampas. Parece obvio que su defensa es imprescindible desde todos los frentes. Suponen un ejemplo de democracia participativa como existen pocos y son un elemento fundamental para conseguir que los vecinos de los pueblos tengan unos servicios adecuados. Pero tampoco debe olvidarse que las pedanías, como administraciones públicas, precisan unos controles porque gestionan incluso en algunos casos ingresos importantes —madera, cotos de caza...— y son propietarias de grandes extensiones de terreno. El que la mayoría no rindiesen cuentas generó hace unos años una polémica. Quienes apuestan por el ocultismo y porque se mantenga la actual situación plagada de sospechas no hacen ningún favor a la propia existencia de las juntas vecinales. La legalización de sus formas de trabajo y evitar que alguien haga negocio aprovechándose de sus debilidades debería ser un objetivo compartido. Proclamar que ‘quieren acabar con ellas’ es el discurso demagógico fácil. Si queremos que León conserve las pedanías tienen que renovarse y establecerse unos cauces de actuación homologables con la Democracia. Ese es el debate importante.