+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Debate útil que prueba que sí hay fórmulas contra la despoblación

 

15/05/2018

Cuando se detecta un problema el único camino válido pasa por realizar un diagnóstico lo más preciso posible y por formular medidas concretas para solventarlo. El mal de la despoblación se ha extendido demasiado por el cuerpo de la sociedad porque durante demasiado tiempo no se le ha facilitado la relevancia que tenía. El uso demasiado frecuente de posponer lo importante para atender lo urgente acaba desfigurando las prioridades y generando situaciones de impotencia en las que se incurre en el más peligroso de los errores, el pensar que un asunto no tiene solución posible.

La Jornada sobre la Despoblación —organizada por el Diario de León, Nedgia Castilla y León y la Diputación de León— ha facilitado una oportunidad histórica de conocer de primera mano el diagnóstico sobre el problema poblacional de la Comunidad y también las propuestas concretas sobre las que se puede empezar a trabajar. La primera consecuencia es positiva. La situación es muy compleja, pero quedan caminos por los que se pueden dar pasos eficaces para no rendirse ante lo que muchos quieren ver como inevitable.

Es cierto que en ese diagnóstico cobra especial protagonismo el hecho de que el contexto tanto español como europeo evidencia que hay un problema poblacional generalizado. Pero también es innegable que no existe una uniformidad y que entre los territorios hay enormes diferencias que se establecen precisamente por las condiciones previas y por las acciones que se ponen en marcha en cada uno de ellos.

La resignación es inaceptable y más en quienes desde la vocación de servicio público, dirigen unas instituciones fundamentales en estos temas territoriales como son las diputaciones. El Diario reunió ayer a las presidentes de las nueve instituciones provinciales de la Comunidad. Y dejaron patente que sí creen en sus territorios y que hay muchas cosas que se pueden hacer, por lo que reclaman que de una vez por todas se eleve a rango de problema de Estado el reto poblacional, y que Europa tome cartas en el asunto.

Las ayudas e incentivos a los emprendedores del mundo rural, la igualdad en el acceso a las nuevas tecnologías, los impulsos a la vivienda y al empleo en los pueblos, o un rediseño de las políticas y las leyes para que no se orienten sólo pensando en las ciudades son acciones que no deben aplazarse. El efecto multiplicador que tiene el asentar población generará unos beneficios que nos alcanzarán a todos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla