+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

OPINIÓN

EDITORIAL: La economía leonesa supera con buena nota el examen de la crisis

 

14/01/2018

Diez años de penosa crisis económica y recesión no sólo han supuesto cambios importantes en la economía leonesa, sino también en la sociedad en general por el efecto sobre el empleo. Las empresas que consiguieron superar ese decenio negro lo hicieron a costa de replantear su modelo de negocio y su estructura laboral y, sobre todo, buscando mercados exteriores que le permitieran rentabilizar su actividad. La economía leonesa, especialmente castigada en sus pilares económicos tradicionales, extrae de esa situación conclusiones de gran interés sobre su acomodo a las nuevas exigencias del mercado, y en ese sentido es muy interesante analizar qué sectores supieron adaptarse y sobrevivir, cuáles claudicaron y dónde buscaron su espacio los proyectos emergentes.

Es evidente, como primera conclusión altamente positiva, la mejora del comportamiento de las empresas leonesas respecto a los mercados exteriores como termómetro del cambio. Y eso no sólo en los productos que se exportan, sino también en aquellos que se traen del exterior y que permiten determinar qué sectores están mostrando un comportamiento más dinámico. Por un lado, la apuesta de la economía leonesa por la exportación se manifiesta con fortaleza. Y es que no sólo las ventas al exterior se duplicaron durante la crisis, sino que también aumentó el número de empresas exportadoras. Por otro, el hecho de que las importaciones estén disparándose en la provincia y apunten de manera directa y clara a las actividades con mayor proyección de futuro no deja de ser un indicador muy interesante.

Es también llamativo en este sentido que la provincia sea líder en cuota de mercado a nivel nacional en preparación, envasado y transformación de legumbres, y que además siga siendo el principal comprador de producto del exterior, lo que evidencia el dinamismo de una industria tradicional que está sabiendo adaptarse a los cambios del consumo. Los otros puestos en el podio de compras lo ocupan las industrias eólica —fibra de vidrio— y bioquímica y farmacéutica —hormonas—, dos de los pilares sobre los que se tiene que asentar la actividad económica y laboral. El tercero habrá de ser sin duda el de la agroalimentación.

Al mantenimiento de la exportación de los sectores tradicionales —pizarra, vidrio, fundición y aparatos mecánicos— se suman nuevos productos con gran éxito en el exterior, como los cárnicos y los vinos, y ahora también los lácteos, sobre todo los quesos, y los farmacéuticos, que multiplicaron sus ventas por tres y por cuatro, respectivamente, desde los años 2010 y 2009. La madera escala posiciones y también gana protagonismo en ese aspecto.

Crecen las ventas exteriores sobre todo a Estados Unidos, lo que constituye una gran noticia, aunque la mejor es que el peso de las exportaciones en la economía provincial creció del 10% al 17% precisamente durante la crisis.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla