+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Imprevisión y colapso en la atención sanitaria por la epidemia de gripe

 

10/01/2017

La epidemia de gripe, con mayoritaria afección de la diferenciada como de tipo A, ha acabado por colapsar una vez más el servicio de Urgencias del Hospital de León, que está recibiendo una media de 500 pacientes diarios —530 en el peor día— sabiendo que es a partir de 400 cuando se produce ese bloqueo por la limitada disponibilidad de medios, equipos técnicos y personal. La gravedad de la situación la ilustran las circunstancias de que ayer por la tarde estaban ocupadas las 42 camillas de boxes, había camas cruzadas en la planta de cirugía —con el riesgo sanitario que conlleva para sus naturales ocupantes— y la espera media para recibir atención superaba las cinco horas. Eso ocurre cuando el pico de la afección está por llegar, ya que se prevé para la próxima semana. Y ante esa situación las medidas adoptadas que se han conocido son la contratación ocasional de dos personas para labores de enfermería y la apertura de 27 camas de la planta de medicina interna que permanecía cerrada en el Hospital Monte de San Isidro, mientras se valora también la disponibilidad de otras 22 plazas en la de cirugía del edificio Reina Sofía, en el que esa planta 12 también está cerrada.

Parece claro que, aun considerando que la epidemia se ha presentado con mayor virulencia y más complicaciones que en años precedentes, se ha vuelto a pecar de imprevisión y desde los sindicatos se acusa de ello a la Consejería de Sanidad por alcance y a la gerencia regional por proximidad. Y parece claro también que la disponibilidad de más personal en los centros de salud, y en concreto la contratación de médicos de familia y pediatras, fortalecería el muro de contención que en buena medida evitaría la masificación de Urgencias y posibilitaría una atención sanitaria más eficaz e inmediata que la que se está ofreciendo.