+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

OPINIÓN

EDITORIAL: El jaleo energético prueba que algo se hizo muy mal con el carbón nacional

 

26/01/2017

La actual coyuntura energética ha disparado los precios del carbón de importación y las eléctricas han tenido que volver su mirada hacia las minas, a las que tanto daño han hecho, en los últimos tiempos, para negociar nuevos contratos de suministro. Las térmicas han quemado a pleno rendimiento sus stocks durante el pasado otoño y en este invierno singularmente seco y frío. Y ahora buscan nuevos aprovisionamientos tras dos años en los que presionaron de manera abusiva a las mineras locales para conseguir contratos con precios a la baja en sus producciones de carbón.

Pero, como ya ocurrió en anteriores crisis energéticas, ese mineral autóctono que nadie quiere cuando las coyunturas son favorables, se hace de nuevo necesario en el mix energético español para recuperar una situación de equilibrio. Y todo este proceso da la razón a quienes han defendido la minería y han augurado de manera reiterada que su relevancia estratégica no debía perderse de vista porque era cuestión de tiempo que renaciese el interés por un sector del carbón que ha sido vilipendiado y empujado hacia su mínima expresión.

Todo esta tormenta perfecta en materia energética prueba que algo se hizo muy mal y que es evidente la necesidad de que se establezca un marco estable sobre la minería, favoreciendo los contratos a largo plazo que garanticen las compras para que España pueda disponer de fuentes autóctonas permanentes.