+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Una lección de coraje para que muchos aprendan

 

09/07/2017

Empezar desde cero en un pueblo, cuando en el camino se cruzan con todos aquellos que abandonan sus hogares para ‘buscarse la vida’ en la ciudad, supone una lección de coraje, una muestra de espíritu férreo para enfrentarse a las inevitables adversidades y, sobre todo, representa un mensaje de esperanza lanzado desde el corazón mismo del mundo rural. Cuando las voces se alzan de continuo para clamar contra los recortes en los servicios, para que no se olvide nadie de que los que viven en los pueblos siguen siendo ‘alguien’, es de aplaudir que haya personas, familias enteras, que desafían a la corriente y que se dejan la piel para poner un enorme grano de arena al futuro del campo. Son el símbolo del empecinamiento humano que viene a demostrar lo difícil que será acabar con los pueblos, por más que la dispersión poblacional o el envejecimiento no les vengan bien a las administraciones y a sus administradores. Precisamente se acaba de conocer que uno de los valores más relevantes de nuestra provincia, el Parque Nacional de Picos de Europa, ha sido reconocido por la Unesco, concretamente dos de sus hayedos, como Patrimonio Mundial. Una muestra más de que la apuesta por el mundo rural no es vana. Es, simple y llanamente, riqueza. Como la que aportan y aportarán en el futuro estos valientes que han venido para quedarse. Un ejemplo que esperemos sigan otros para que sus granos de arena formen una montaña imposible de obviar.

Noticias relacionadas

Buscar tiempo en otra localidad