+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Participación, unidad y compromiso con la capitalidad de la gastronomía

 

07/12/2017

El programa de la capitalidad gastronómica León, manjar de reyes cerró el proceso de adhesión con la inscripción de 350 establecimientos de la capital y la provincia —Astorga y Maragatería, Montaña, El Bierzo, Cistierna, Sahagún y Valencia de Don Juan, sobre todo— que representan a todos los sectores relacionados con la actividad: agencias de viajes, bares y restaurantes, comercios, pastelerías, tiendas delicatesen, hoteles y alojamientos, pubs y discotecas. Con muy buen criterio, la organización deja abierta la posibilidad de que los establecimientos que no se hayan inscrito puedan hacerlo posteriormente para ser incluidos como participantes en las actividades del segundo semestre del año.

Aunque desde la Concejalía de Consumo y Comercio del Ayuntamiento de León, que gestiona el proyecto, se defiende que la participación registrada desborda todas las previsiones, ya que nunca antes 350 establecimientos se habían unido con un objetivo común, lo cierto es que sí era de esperar una adhesión más amplia y, desde luego, un compromiso más firme por parte del sector hostelero, muy reacio siempre a cambiar viejos hábitos, fórmulas caducas, intereses comerciales cortoplacistas y en general una escasa defensa de todos los productos de calidad que auparon a León a la capitalidad gastronómica.

Es evidente que falta unidad en el sector y eso, sumado a determinadas prácticas en relación con el tapeo, por ejemplo, le está causando muchísimo daño. Uno de los objetivos para 2018 es, por un lado, ofrecer una marca potente ligada a la gastronomía de calidad y, por otro, fomentar la unión del sector y facilitar la creación de alianzas entre productores y establecimientos. Esa sería la clave del éxito, asumiendo también que León, manjar de reyes y 2018 no son puntos de destino, sino de partida.