+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Trabajar la conciencia contra los incendios

 

14/05/2018

El incendio que ha arrasado montes de arbolado y matorral en el valle del Curueño demuestra una vez más que ninguna época está a salvo de la quema y que la alerta debe ser máxima a lo largo del año. Cuando las previsiones apuntaban a una primavera más tranquila que la pasada, cuando las condiciones meteorológicas y del terreno eran claramente favorables a los incendios, se pone en evidencia que en una mala tarde de viento se puede desatar la tragedia. El del Curueño es la muestra de que León es una de las provincias más castigadas por el fuego, aunque mediáticamente llamen más la atención lo que ocurre en Galicia o Asturias. Aunque la reiteración parezca aburrida y estéril, lo cierto es que el mensaje no debe dejar de transmitirse hasta que cale en lo más profundo de la sociedad. La prevención es esencial para evitar el fuego y la educación es vital para desarraigar costumbres claramente perjudiciales para el monte. Es imperativo favorecer la concienciación, especialmente en el entorno rural, de que el patrimonio natural no es el cortijo privado de unos pocos y que su cuidado nos corresponde a todos.

Además, este incendio que asola los montes leoneses y que no será el último al que nos enfrentemos coincide en el tiempo con las reivindicaciones laborales de los bomberos forestales, que han denunciado de forma reiterada la precariedad de sus condiciones. Las administraciones han de ser conscientes de la labor que desempeñan estos profesionales que deben ser recompensados en consonancia con la labor social que realizan.

a b

Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por R.Pormiego 11:30 - 16.05.2018

Como dije en dos comentarios en estos días en el Diario, el peligro está, aparte de la intencionalidad tan frecuente, en el erradicar la cabaña ganadera, especialmente los rebaños de cabras, que son las que dejan el suelo " limpio como una patena" ( expresión muy clarividente de los habitantes de la comarca...) Se desprecia una riqueza alimenticia y barata, y se elimina un medio preventivo tan eficaz para paliar los incendios. ¿ "Aónde" vamos, señores de la Junta de "Castigaleón" con tan nefasta práctica política? Cuando no saben que Barrio de Ntra. Sra. está al otro lado del río (del olvido...), qué vamos a esperar ! Si acaso, desesperar...