+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

editorial

El respeto a la ciudad debe ser una exigencia

 

10/06/2012

El Ayuntamiento de León decidió a principios de año endurecer la ordenanzas municipales, sobre todo aquellas que hacen referencia a la urbanidad, o lo que es lo mismo al respeto de la ciudad. Algo que debería ser inherente a la condición de ciudadano de un lugar, pero que a la vista está en muchos casos no se cumple.

Ahora se ha sabido que en los seis primeros meses del año el Ayuntamiento ya ha recaudado más 72.500 euros en las 113 sanciones que ha impuesto a aquellos que ha pillado ‘in fraganti’ infringiendo la norma. Es cierto que los tiempos no están para multas y sanciones, pero no lo es menos que en muchos casos esta multa estaba más que justificada. ¿Acaso no es reprobable que alguien decida mear, dicho en román paladino, en plena calle, sin importarle el perjuicio que causa?

29 leoneses han sido multados con 601 euros. Una sanción quizás desorbitada, y más en estos momentos, pero que lleva inherente un mensaje, el del respeto a los demás y a la ciudad. Un respeto que, de no cumplirse, debe ser sancionado.

La ciudad, este León nuestro, es de todos. Pero eso no significa que todos podamos hacer con él lo que nos venga en gana. Los actos vandálicos, por injustificados, son doblemente reprobables, ya que dañan un bien y perjudican la imagen que León transmite a los que vienen de fuera; ese turista tan necesario en estos momentos de crisis. Por eso también, el respeto a la ciudad, a León, debe ser una exigencia de todos.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla