+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

MARINERO DE RÍO

Entrevista sobre el pueblo

 

EMILIO GANCEDO
16/01/2017

Vamos a ver, Adri, cuéntame. ¿Qué es un pueblo?

—Pues un pueblo es un sitio donde voy en verano con mis papás y que me gusta mucho, lo paso muy bien allí.

—¿Tienes amigos en el pueblo?

—Sí, otros niños que van con sus papás en verano. Andamos todo el día en bici por la calle, voy a las casas de mis amigos, vemos la tele, jugamos...

—¿Y qué más hacéis?

—Mmmm... también nos reunimos en la plaza y miramos vídeos graciosos en los móviles y nos los mandamos unos a otros. Bueno, que es lo mismo que hago muchas veces en el patio del cole.

—¿Hay gente en el pueblo cuando no es verano, cuando hace mal tiempo?

—No, una vez fuimos cuando hacía frío y no vi a nadie y todas las casas estaban cerradas. Al pueblo se va en verano.

—¿Sabes que antes en ese pueblo vivía la gente todo el año, y había papás, mamás, y muchísimos niños...?

—Sí, mis abuelos me lo han dicho pero no sé si creérmelo. Porque no sé qué harían allí todo el día, si no hay tiendas ni centro comercial ni nada...

—¿En tu pueblo trabaja alguien?

—No... ¡Sí! Una vez vi a un señor que llevaba cosas en un tractor.

—¿Y sabes que antes la gente tenía vacas en las casas, ovejas, cabras, caballos, que había muchos animales?

—En el mío hay una señora que tiene gallinas y conejos. Y una vez vimos un erizo aplastado en la carretera.

—¿No vais al río, no robáis peras, no os pegáis con los del pueblo de al lado?

—Al río no se puede ir porque nos han dicho que nos podemos caer a él, y el otro pueblo está lejos. Lo de las peras no se nos había ocurrido...

—¿Por qué crees que la gente se fue del pueblo y lo dejó vacío?

—No sé... Será porque, como no hay cines, la gente no tenía nada para divertirse. Y tampoco hay oficinas donde trabajar los papás ni colegios donde ir los niños. A lo mejor por eso se marcharon todos. Si pusieran oficinas y coles y cines, la gente volvería, seguro.

—¿A ti te gustaría vivir en el pueblo?

—¡Sí! Sería genial.

—Gracias, Adri. Esto sale el lunes, en el periódico.

—¿Periódico? ¿Son unos papeles que están en los bares, no? Una vez vi uno.