+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA GALERNA

Eterna ‘España vacía’

 

ANA GIL
11/09/2018

Me cansa el debate sobre la despoblación, tan manido y tantas veces abordado. Sin embargo, el asunto me preocupa. Me agota que se politice, que se crucen acusaciones entre unos y otros, que se aborde el tema sólo por llevarse el titular porque saben que hay mucha gente pendiente, temerosa de lo que está todavía por venir porque este camino en busca de algo de luz se hace ya eterno.

Y me preocupa porque al vivir en una provincia como ésta, la importancia del problema no es menor. Los pueblos se vacían desde hace mucho tiempo, aunque no parece haber prisa por frenar esta sangría. Y aquí seguimos, esperando.

Ayer se reunieron en Zaragoza los presidentes de las seis comunidades autónomas con los mayores problemas demográficos de España. Llevaron sus reivindicaciones compartidas al Gobierno central y a la Unión Europea, que dicen que algo tendrá que decir de todo esto.

Castilla y León, claro está, forma parte del grupo en cuestión, siempre a la cola en casi todo. Desconozco en qué quedaría la cita política y mientras escribo estas líneas, cuando ni siquiera se ha celebrado, apuesto en que será una más de tantas. Buenas palabras, muchas reivindicaciones y pocos hechos concretos y reales. Venga, a por la siguiente.

Formamos parte de la ‘España vacía’, esa en la que no hay trabajo, los servicios esenciales escasean y cuesta cruzarte con alguien a quien darle los buenos días.

Me pregunto si los políticos que han ido a la reunión de Zaragoza viven en un pueblo. Si llevan a sus hijos a un colegio a decenas de kilómetros, si la tienda de alimentación más cercana está a tres o cuatro carteles de distancia o si les supone un quebradero de cabeza las nevadas del invierno o tener una urgencia. Porque está bien que te lo cuenten, pero la mejor forma de conocer algo es experimentarlo, hablar en primera persona.

Ese vacío está donde no hay oportunidades porque la gente se va a otros lugares en los que el día a día es un poco más amable. Es una cuestión económica, pero también faltan muchas ganas. Ganas por parte de todos y también interés por abordar un problema cuya solución tampoco estará en la próxima reunión.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla