+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Una generación que no encaja en una sociedad que exige cambios

 

31/12/2017

Los dos primeros leoneses que nacieron en 2000 alcanzan mañana, día 1 de enero de 2018, la mayoría de edad. Marta de Luis Sánchez, de Ponferrada, e Iván Juárez González, de León, los dos primeros leoneses del milenio, ponen rostro y perfil social a los 3.200 nacidos ese año en la provincia. Pertenecen a la generación Z (1994-2013), representa el último salto generacional,y toman el relevo a los millennials. Los sociólogos y expertos los definen como globales e irreverentes, dicen de ellos que les gusta viajar y se conectan al mundo gracias a la tecnología. Nativos digitales, constituyen una generación extraordinariamente expuesta a la tecnología, con la que han creado un vínculo que les une a la sociedad y por la que tienen acceso a más de 672 millones de páginas web.

Los leoneses que nacieron con el milenio se incorporan este año a la universidad, al mercado laboral y podrán votar en las próximas elecciones, aunque mayoritariamente se ven alejados de la política, no les interesa y no se sienten representados por los partidos. Pero la cuestión de mayor calado es si ese perfil tiene espacio en la sociedad actual, y todavía más: si ésta se encuentra preparada para concederles el relevo. Los expertos dicen que no. Que ni empresas ni universidad son capaces de dar respuestas a la generación de la inmediatez.

La realidad a día de hoy —lo dicen las estadísticas— es que la juventud sigue viviendo una situación muy difícil porque ha sido —sigue siendo— el sector poblacional más afectado por una crisis que todavía no hemos superado.

La Ocde revelaba hace unos días unos datos tan explícitos como preocupantes sobre el elevadísimo desempleo juvenil: el 38,6% de los españoles entre 15 y 24 años no tienen trabajo, mientras que el porcentaje de ninis —los que ni estudian ni trabajan— sigue estando muy por encima de la media europea. Y es que si antes de la crisis el desempleo y el riesgo de pobreza se correspondían con los sectores sociales más maduros, hoy afectan sobre todo a los jóvenes. Si hace diez años el problema era el abandono escolar porque el mercado de trabajo captaba rápidamente a los más jóvenes e inexpertos con buenos salarios, hoy por el contrario el empleo que consiguen los recién salidos del sistema educativo es altamente precario y está muy mal pagado. Es una situación que dificulta la emancipación de las nuevas generaciones y la realización personal.

Es evidente que el Estado de Bienestar no resuelve estos problemas. Y como tampoco hay expectativas de que se tomen medidas que corrijan la situación, los jóvenes tienen claro que el sistema establecido no los ampara. Esa situación es el mejor caldo de cultivo para el populismo, el nacionalismo exacerbado y absentismo político y electoral. Es una situación ya insostenible que el Estado tendrá que abordar más pronto que tarde si se quiere construir una sociedad garantista, justa y con futuro.

   
1 Comentario
01

Por bosson 10:46 - 31.12.2017

A mi parecer estos chicos deben terminar el bachiller sacar una buena nota de selectividad y estudiar una carrera tipo medicina fisicas matematicas saber ingles etc y sacar buen expediente. En el futuro necesitaremos buenos medicos y.. Con 18 años estudiar y aprender idiomas. Otros montar un bar otros pasear y otros nada osea como siempre paso en esto no hay cambios