+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA LIEBRE

Geografía

 

ÁLVARO CABALLERO
11/02/2018

La nieve nos ubica en el mapa, como a otros la industria, las sedes de gobierno, la línea de costa o los puticlubs. No se sabe muy bien si estamos, achusmaos aquí con la boina detrás de la sebe, hasta que cae la primera farraspina sobre el alféizar de la ventana y a alguien en Madrid, en Valladolid o donde sea que se toman las decisiones importantes en las que nos obvian, se apresta a concedernos unos minutos de Telediario al mediodía, una pieza graciosa por la tarde en los programas de tipismo que abundan en las cadenas generalistas y dos apuntes en el parte recalentado de las nueve. Por esa ventana que nos abren salimos con las palas terciadas al hombro, los gorros calados hasta el encuentro con el embozo de la cazadora y las botas de material con el pantalón por dentro y las polainas por fuera. Nieva. Es noticia. Qué le vamos a hacer. Por lo menos nos da publicidad. Hasta que, de pronto, en el ángulo superior izquierdo de la imagen, se cuela el rótulo en el que se anuncia que el reportero aterido de frío y jaspeado de copos como un atrezzo está en Cubillas de Arbás (Asturias) o en Busdongo (Burgos), mientras el presentador consagra la traslación geográfica.

La profusión de las confusiones, como relataba con tino esta semana Ana Gaitero en un reportaje en este periódico, nos sume en la indefinición ante la desidia interesada de las administraciones. El error empieza por el espacio que descorre la raya de los puertos y la linde de la provincia, sigue por el tiempo, como demuestra el adoctrinamiento que emplea la Junta para meter en los libros escolares que Castilla y León es una entidad territorial desde el homínido de la Cueva de Arintero, y termina por desfigurar identidad. No es una exageración ni un rasgo llorón del carácter de esta tierra, como se empeñan en repetir quienes quieren deslegitimar las reivindicaciones, sino que se puede ver cuando Telecinco nombra a León como «ciudad castellana» para ensalzarla como Capital Española de la Gastronomía o TVE justifica como «una técnica narrativa» nominar a los leoneses como «castellanos». Para explicarlo con humor corrosivo corre un meme estos días por las redes, en el que diferencian que «hay leoneses, hay castellanos y luego está ‘imbécyl’: persona que se define como castellanoleonés».

Anden finos. No pierdan ojo a la información meteorológica. Como nieve pueden amanecer en Tarifa.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla