+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Para guapetón, Puigdemont

 

AL TRASLUZ. EDUARDO AGUIRRE
17/01/2017

Según un reciente estudio «los políticos de derechas son más guapos que los de izquierda». No, no lo ha publicado el boletín de Faes sino la revista Journal of Public Economics, de la que mentiría si dijese que soy suscriptor. La investigación sociológica fue llevada a cabo en Suecia y Alemania. «¡Qué susto, haber empezado por ahí!», resoplara aliviado Pedro Sánchez, quien ya estaba dispuesto a ponerles una demanda. Con el esqueleto electoral no se juega. Los investigadores explican que se debe a que el votante conservador asocia «belleza física a credibilidad y a éxito profesional». Y si no lo asociase así ya se encargan las marcas de perfume de dar la tabarra publicitaria para que se lo crean. Pero en esto de la guapura política hay mucho tocomocho. Mucho photoshop. Mucho zapato con truco. Mucho estómago metido para adentro. Mucho seamos realistas, pidamos lo imposible al asesor, que para eso le pagamos. Luego, por supuesto, están las verdades anatómicas de cajón. El dos y dos son cuatro de la guapura. Si Rajoy y Pedro Sánchez rivalizaran por ser elegidos «Mister Toma Pan y Moja» lo previsible es que fuese el político socialista quien finalmente conquistara al jurado, tras reñida votación. Pero ese mismo día, don Mariano volvería a ganarle las elecciones, que en política es de lo que se trata. «Pues a Adolfo Suárez sí se le votaba por guapo», esgrimirá nostálgica doña Finita. También por algunos méritos más, señora. En León, asimismo, tenemos esqueletos con su buen votar. Y eso que la camiseta de felpa les hace parecer más gordos.

Tampoco los partidos emergentes son ajenos a la imagen de sus líderes y candidatos. Podemos la cuida mucho, bajo la apariencia de restarle importancia, por ser invención burguesa. Sin embargo, no dan puntada sin marketing. Algunos y algunas hasta creen que la política es una ciencia. ¡Serán supersticiosos y supersticiosas!

Ah, república bananera de la estética... eres una dictadura acatada, timazo al amor y a la verdad. «¿En el columnismo impera también el culto al cuerpo?», preguntará esa lectora con segundas que todos tenemos. Sí, señora, sobre todo al tipográfico. Dicen que para periodista guapetón, Puigdemont. Y a mí que su cara me suena.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla