+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Lo que haga falta

 

AQUÍ TE ESPERO. CAMINO GALLEGO
02/01/2017

Y a estamos en 2017 y no parece que haya cambiado nada ni que vaya a hacerlo en los doce meses que tenemos por delante. Pero como el viernes llegarán los Reyes Magos todavía estoy a tiempo para pedirles alguna cosa que los leoneses necesitamos como el comer. Es tanto lo que podría pedir, pero ya se sabe que contra el vicio de pedir está la virtud de no dar, así que me limitaré a solicitar tres cosas, con la confianza de que los magos sabrán arreglárselas para satisfacerlas.

Me gustaría que en Poridad dejaran de hablarnos de proyectos, más o menos magníficos y se centraran en anunciar sólo realidades, pero de las que hacen más fácil la vida de los ciudadanos. Se han gastado medio mandato en anunciar ideas peregrinas en la mayor parte de los casos y deberían pensar que les quedan otros dos para convencernos de que esta ciudad tiene futuro. Se trata de hablar menos y hacer mas. Y las sonrisas vienen bien, pero sólo con ellas no se solucionan los problemas.

Me atrevería a decirles a los Magos que se las ingenien para que una provincia como la nuestra no quede sólo relegada al turismo, que no es poco, olvidando la minería que puede explotarse de otra forma o que surjan yacimientos que están ahí pero sin encontrarles utilidad; que no se carguen la agricultura con impuestos golosos, ni la ganadería con precios que no cubren gastos, mientras esos infraprecios que se pagan no se mantienen al llegar al consumidor. Alguien hace magia negra con el sudor de labriegos y ganaderos.

Pero lo que sí me atrevo a sugerir a Sus Majestades es que pongan fin al éxodo de nuestros paisanos y eviten de forma eficaz la despoblación de los numerosos pueblos de nuestra geografía. Tendrán que ser los de Oriente quienes se encarguen de evitar la actual sangría que nos está dejando anémicos, porque nuestras más altas autoridades autonómicas hacen y establecen planes contra la despoblación que quedan muy bien a la hora de enumerar proyectos, pero que no superarían el menor control de efectividad y cumplimiento. No podemos seguir esperando y pensar que sólo nos quede rezar para que alguien con poder se preocupe de verdad por el tema. Aunque sólo sea por egoísmo, ya que a este paso dentro de poco no tendrán población que gobernar. Tendrán que hacer lo que haga falta, aunque todavía no lo sepan. Gracias, Majestades.

Buscar tiempo en otra localidad