+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La huella de Marín

 

el gallo
07/12/2017

Manuel Marín, sobre el que siguen multiplicándose estos días las referencias y los elogios, murió tempranamente, después de retirarse de la política con cierto desengaño. En realidad, Marín fue uno de los escasos profesionales de la política de verdadera entidad que han estado al frente de la modernización de este país. Tras haber sido el diputado más joven de la cámara baja, su oportunidad llegó en 1992, cuando fue nombrado por Felipe González secretario de Estado de relaciones con las Comunidades Europeas, con Fernando Morán de ministro de Asuntos Exteriores. Marín fue el alma de la negociación de España con Bruselas, y estampó su firma en el Acta de Adhesión de 1986, junto a las del rey Juan Carlos y Felipe González. Suya fue la idea de las becas Erasmus, que son la cara expresiva de Europa para los jóvenes. De retorno a la política española, fue diputado en 2000 y 2004 y presidente del Congreso de los Diputados, con José Luis Rodríguez Zapatero. En noviembre de 2007 se despidió de la política dejando una estela de calidad intelectual humana, honradez e inteligencia.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla