+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Indignación femenina

 

panorama CHARO ZARZALEJOS
14/05/2018

Las mujeres, quiero creer que la inmensa mayoría de mujeres, estamos sorprendidas e indignadas por la sentencia dictada en Pamplona a los integrantes de La Manada. El relato de hechos que se dan como ciertos y probados habla de, nada menos, que de once penetraciones para concluir que no hubo agresión sexual —antes se denominaba «violación»— sino abusos. La diferencia es notoria y sorprende que a tenor de lo que la propia sentencia da por cierto, violación en toda regla, quede diluido a la hora de la calificación final como abusos lo que conlleva una pena mucho menor que si se hubiera tipificado lo ocurrido como agresión.

Los jueces sentenciadores —al margen del voto particular especialmente sonrojante— no vieron actitud de defensa por parte de la víctima como si verse sola ante cinco hombres dispuestos a todo no fuera ya por sí mismo un hecho especialmente intimidatorio. Y escrito está en todos los manuales de psicología que si hay algo paralizante es el miedo.

Ahora, desde el ministerio de Justicia, se ha pedido a la Comisión de Codificación que estudie una posible modificación del Código Penal. Ha sido una convocatoria apresurada. Han dimitido alguno de sus miembros y a última hora se han incorporado cuatro mujeres. Habrá que estar a la espera de las conclusiones, pero se me ocurren dos reflexiones.

Una, es que resulta de todo punto injusto y empobrecedor para todos que en pleno siglo XXI, cuando vemos en todos los sectores sociales y profesionales, mujeres de primera, se prescinda de su mirada, de su criterio y de su preparación tanto en la Justicia como en empresas, grandes o pequeñas. Las mujeres, es obvio que tenemos menos fuerza física que un hombre pero admitido esto, las cabezas femeninas aportan siempre una forma distinta de entender el mundo y la vida que los hombres y prescindir de esta otra mirada es radicalmente injusto y erróneo. Por ello, mejor sería que la citada Comisión de Codificación se hiciera de nuevo, se partiera de cero con la inclusión permanente de mujeres juristas que las hay y muy buenas. Lo mismo puede decirse del mundo económico, financiero, empresarial, médico, político, etc...

No se puede negar, pese a los agujeros negros que aun existen en cuanto a igualdad de oportunidades y trato salarial y laboral, que hemos avanzado mucho. Muchísimo. Es muy probable que el Código Penal se modifique para que el margen de interpretación de la norma se estreche, pero esto no va solo de leyes. Va, sobre todo, de educación que debe iniciarse desde la más tierna infancia. ¿Es tan difícil inculcar a nuestra niños y jóvenes el concepto de respeto a los demás?

Bienvenida sea la indignación porque es justa.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla