+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Manejos piratas

 

fuego amigo ernesto escapa
03/11/2018

El desvío de la empresa fabricante de bobinas, que acudió al edificio pirata de la Perla Negra buscando lanzadera, concluyó sin sorpresa en Villabrázaro, porque en ese pueblo zamorano del páramo bajo está radicado uno de los polígonos de la Junta de Castilla y León sobrados de suelo industrial, de zonas verdes y equipamientos. Cientos de miles de metros perfectamente preparados para recibir actividad industrial, aunque a día de hoy tanto despliegue sólo albergue un empleo de tres trabajadores. Imposible, pues, el sueño de que el proyecto de Asludium se radicara, como pretendía, en el polígono de Los Avezales, de Carrocera.

Los Avezales es un polígono de reactivación minera, que suma unos cuantos trienios de frustración, y cuyo mal ejemplo tiene que servir para que los actuales funerales del carbón no acaben dejando los valles mineros de León y de Palencia sembrados de infraestructuras inútiles, concebidas para hacer rabiar a quienes perdieron su actividad. No quiero abusar de la confidencia, pero después del desvío pirata pasé por la zona, y mejor no les cuento cómo sentó el robo en La Magdalena y demás pueblos de la zona atracada. Porque tanto los constructores del polígono benaventano como los autores de la maniobra de llevar allí a la empresa que vino para instalarse en Carrocera, son políticos y funcionarios autonómicos radicados en el Edificio de Soluciones Empresariales de Arroyo de la Encomienda, que el común y los juzgados ya conocen como la Perla Negra pirata.

De ahí que puedan permitirse el alarde de construir y equipar con dispendios millonarios una red de polígonos industriales que pasan años sin actividad, y sin haberse sentido previamente urgidos a dotar de los servicios imprescindibles para que puedan desarrollar actividad industrial al parque de polígonos existentes en el territorio, buena parte de ellos municipales y procedentes de los sucesivos planes de reactivación minera.

Para mejor descifrar el enigma, un ejemplo: Los Avezales es coetáneo de los concesionarios automovilísticos Norte (Gijón) y Uría (Oviedo), los tres puestos en marcha con el mismo plan de reestructuración minera, aunque de aquella siembra Los Avezales encalló, mientras los rodantes promovidos por Pérez Villar (vicepresidente económico de Aznar condenado por el Supremo, aunque sin ingresar en prisión como Rato), van como tiros. Pérez Villar, nieto de ilustre vinatero, fue el precursor de los actuales ocupantes de la Perla Negra. El ayuntamiento de Carrocera, con siete núcleos de población, no alcanza los quinientos habitantes y no puede gestionar un polígono industrial. Eso corresponde a la Junta, con miles de funcionarios y millonaria en presupuesto. Es lo que toca y no trampear mirando para otro lado.




Buscar tiempo en otra localidad