+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA VELETA

Más conjeturas

 

ANTONIO CASADO
22/01/2016

El tsunami especulativo nos confunde. Todo el día hablando en condicional sobre un arbitrario escenario de conjeturas que no sirven de nada. Pasto de contertulios y oficioso divertimento de adictos a los juegos de azar. Vale todo. Hasta un intrascendente comentario del rey que despidió a un jefe de filas con un «me temo que nos vamos a volver a ver», por decir algo, como en las fiestas y en los funerales ante gente que no conoces de nada y no sabes qué decir pero estás obligado a ser amable. ¿Estaría borboneando Felipe VI? Qué tontería.

Este insufrible quinielismo sí ha logrado fijar una cosa en el imaginario colectivo. Que Rajoy (PP, ganador de las elecciones) está paralizado y no toma iniciativas. Calma. Que las haga públicas cuando toca. Este viernes será el llamado por el rey para que explique su proyecto a los diputados en fecha próxima. Entonces no habrá necesidad de especular en barbecho. Por las mismas también se traslada la idea fija de que solo el segundo en suerte (Sánchez, líder del PSOE) se mueve, toma iniciativas y se trabaja una mayoría de Gobierno, por si fracasa el preferente intento del presidente en funciones.

Ahí estamos todos corriendo alocadamente detrás de las liebres que van soltando unos y otros. La última la ha soltado Albert Rivera, en base a procesar intenciones ajenas, las de Pedro Sánchez. Le atribuye una mayoría en ciernes con el apoyo de Podemos y PNV. Eso ha servido para poner en circulación ciertas manufacturas mediáticas y políticas cuyo único fundamento es la capacidad especulativa de Rivera. Ni más ni menos fundada que la de sugerir cualquier otra combinación, aunque cabalgue sobre la incompatibilidad política de Podemos con el PSOE, razonada por amplios sectores socialistas. O sobre la potencia aritmética del eje PP-PSOE-Ciudadanos, que también ha sido propuesta por Albert Rivera como hipótesis deseable.

También es un estado de opinión dominante en estos momentos que Sánchez no le hace ascos a la primera de las sugerencias (pacto de izquierdas, a la portuguesa) pero sí a la segunda (salida a la alemana, tal y como le gustaría a Rajoy). Simplemente porque sería presidentes del Gobierno en la primera y no en la segunda, lo cual permite cerrar el bucle en otra de las manufacturas de gran aceptación en el mercado de la política nacional, mas abierto que nunca. A este respecto conviene estar muy atentos a la reunión del Comité Federal del PSOE, previsto para el próximo día 30, donde se volverá a poner de manifiesto que Pedro Sánchez no puede hacer de su capa un sayo en materia de pactos y alianzas. El límite está escrito desde su última reunión: rechazo tajante a «cualquier planteamiento que conduzca a romper con nuestro ordenamiento constitucional». Item mas: «El PSOE actuará en coherencia con sus valores, con lealtad a los españoles, y anteponiendo siempre el interés de España a cualquier otro objetivo».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla