+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Más violencia

 

PANORAMA Javier Fernández Arribas
17/05/2018

Hay decisiones que generan violencia, mucha violencia y alejan las opciones de diálogo para tratar de resolver el conflicto entre israelíes y palestinos. Trasladar la sede de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén rompe el consenso internacional que ha prevalecido durante décadas sobre el status de la ciudad santa para las tres religiones monoteistas. Una decisión unilateral más de Donald Trump que dice cumplir sus promesas electorales, de eso no hay duda, es el presidente de quienes votaron sus promesas populistas, pero sin atenerse a las consecuencias. O sí, le da igual la muerte de decenas de personas y los más de 2.000 heridos durante las protestas de los palestinos que ven usurpada la capital que reclaman y ansían para recuperar un estado propio. Se alejan las opciones de paz: de dos estados viables y seguros, con acuerdos sobre los refugiados y su regreso, sobre el desmantelamiento de la ocupación y sobre el agua, fundamental. La paz, la estabilidad, la convivencia, el progreso, el desarrollo tendrán que esperar, más todavía. O, quizás, nunca lleguemos a ver el objetivo tan perseguido durante tantos años: una solución pacífica con dos estados. La intención del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, es eliminar esa opción que se recogía en los acuerdos de Oslo, en las negociaciones que en diferentes fases y con resultados frustrantes siempre, sobre todo en la etapa del presidente norteamericano Bill Clinton, cuando más cerca estuvo la firma del acuerdo. El mayor golpe para la paz fue el asesinato en noviembre de 1995 de Isaac Rabin, primer ministro de Israel capaz de negociar la paz con los palestinos. Había convocado una gran manifestación por la paz y un terrorista israelí de extrema derecha acabó con su vida y con muchas de las esperanzas de paz en la región. También contribuyó la toma del poder en Gaza por parte de Hamás, extremistas palestinos que con sus ataques contra Israel dinamitaron las opciones de paz. La división entre los palestinos de Gaza y los de Cisjordania vino a complicar sobremanera cualquier opción de entendimiento porque la violencia provocó la radicalización de las posiciones. Lo que va a ocurrir tras los enfrentamientos de estos días. En los últimos años, las posiciones de israelíes y palestinos han estado tan alejadas que ni siquiera se han celebrado negociaciones y las muertes de esta nueva ola de violencia perjudican aún más el horizonte de un Oriente Próximo muy convulso.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla