+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

FRANCAMENTE

Matadero para corderos mudos

 

JUAN CARLOS FRANCO
30/06/2017

Recuerdo que muchos tildaron de visionario a un regidor por reclamar de los fondos ZP dinero para la ampliación del cementerio municipal. Tan negro veía el alcalde eso de la despoblación del medio rural y el envejecimiento de los vecinos que la necesidad más acuciante que tenía pendiente sobre la mesa de su despacho era hacer más espacio en el camposanto. Lo dicho, y más tras comprobar cómo se han desarrollado las cosas, todo un visionario.

Ahora se descuelgan desde el gobierno berciano con pedir dinero para un matadero para la comarca. Nadie podrá decir que no sea necesario o el argumento que precisa el sector para propiciar su despegue. Incluso, si lo pensamos seriamente, puede que sea el escenario que nos falta a todos los habitantes de la comarca tan sumisos y callados como estamos, igual que corderos, ante la imagen de un Bierzo que se nos cae a pedazos, para poner fin a nuestro sufrimiento. Con todo, esperemos que el ente berciano haya hecho bien las cuentas. Si es así, a la Junta de Castilla y León no le quedará más remedio que apoyarlo, pues encontrarán en él una forma de recuperar el proyecto que su delegado territorial apadrinó hace un lustro y que, con no sé cuanta inversión y la creación de no sé cuantos puestos de trabajo (cuando la creación de estos, en el papel que lo aguanta todo, se contaba de cientos en cientos) iba a permitirnos conquistar el mercado coreano desde el polígono de San Román de Bembibre. De los coreanos y su proyecto de matadero, nunca más se supo –pese a haber salido bajo palio de la administración autonómica—, lloviendo sobre mojado como con tantas iniciativas que han embarrancado cuando se habla de instalarse en la comarca (a botepronto me vienen a la cabeza los petrogluff, la térmica de Congosto, la de IGC en el Bayo, o incluso la cría de cabras en las bocaminas abandonadas de Torre, esta última con sello también del señor delegado). Ahora son los bercianistas los que recuperan la iniciativa. La documentación llegará a Valladolid. Allí, en la mesita de noche de la Junta, le aguardan los indicadores del INE que coronan a la capital berciana como el líder en desempleo y el último de la fila por dineros que entran en los domicilios ponferradinos. Tal vez ahora haya más suerte.