+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TRIBUNA

La mentira de un presidente

 

Joaquín Cuevas Aller escritor
30/12/2017

El presidente Mariano Rajoy, en el diario británico The Guardian, atribuyó a Gran Bretaña el título de Cuna del Parlamentarismo. Se da la circunstancia que el 18 de junio de 2013, la Unesco reconoció a la ciudad de León con ese mismo título debido a la existencia de los Decreta del año 1188, un título que ni siquiera el Parlamento británico cuestiona. La Unesco es considerada el organismo cultural más importante. Esta declaración de Rajoy ha sido publicada en la mayoría de los medios de comunicación de todo el mundo. En los medios españoles, la declaración del presidente ha sido muy criticada de una manera muy generalizada.

Lo de Rajoy no tiene una explicación lógica. En la ciudad de León todo el mundo sabe que en el año 1188, el rey Alfonso IX (en realidad debe ser llamado Alfonso VIII, ya que Alfonso VIII no fue rey de León, sino de Castilla) había convocado en el claustro de San Isidoro, una Curia Regia en la que por primera vez en la historia de la humanidad intervienen en un parlamento, además de los poderes públicos habituales: la nobleza y el clero, personas del pueblo elegidas democráticamente con voz y voto.

Producto de ese primer parlamento fue la creación de los llamados Decreta, una serie de nuevas leyes en la que son aprobados los primeros Derechos Humanos. Esa convocatoria del primer parlamento democrático tomó el nombre de Magna Carta Leonesa.

Mariano Rajoy es considerado en general un hombre de gran cultura. Yo así lo creo. Ha vivido como estudiante en León varios años y, lo más lógico, es que conociera ese dato perfectamente. Por eso, su declaración no es comprensible. Todo en la vida tiene una explicación y esta declaración del Sr. Presidente también debe tenerla. Yo me atrevo a dar una. Rajoy es conocedor de la Historia de León, pero se apoyó en los relatos de multitud de historiadores farsantes, que dicen que no existió ningún Reino de León y así, lavándose las manos como Pilatos, actuó como si el Reino de León no hubiera existido.

Como nadie entre los farsantes se ha atrevido a decir que ese primer parlamento democrático se celebró en Castilla, el Sr. Presidente consideró fácil olvidarse de León. Don Mariano no se ha dado cuenta, o no ha querido darse cuenta, de que eliminar la Historia de León es eliminar también una parte esencial de la Historia de España y, entre esa parte esencial de la Historia está el nacimiento del primer Parlamento de España, ocurrido en San Isidoro en la ciudad de León en abril de 1188. Esto significa que al Sr. Presidente ni le importa León, ni le importa España. Lo que le importa son sus intereses personales: los apoyos de sus asesores políticos y los apoyos exteriores para conseguir mantenerse en el poder.

Es muy posible que dentro de España no tenga muchos problemas para mantenerse en el poder, los asesores suelen ser interesados y, por eso, muy agradecidos. No es difícil pronosticar que los problemas vendrán del exterior. El pueblo alemán es muy patriota, lo conozco bien, pues viví entre ellos varios años. En el primer viaje que haga Rajoy a Alemania, estoy seguro que algún periodista alemán le hará la siguiente pregunta: ha hecho usted una declaración, otorgando a los británicos el título de Cuna del Parlamentarismo ¿sería usted capaz de corroborar esa declaración aquí en Alemania? Le recuerdo que nosotros los alemanes sabemos algo de Historia. Sabemos que el año 1232 Alemania convocó su primer Parlamento Democrático, que tomó el nombre de Dieta Democrática. Sabemos también que Inglaterra convocó su primer Parlamento Democrático el año 1265, que tomó el nombre de Curia Plena. Es decir, Alemania convocó un Parlamento Democrático 33 años antes que Inglaterra ¿sigue usted dispuesto a llamar Cuna del Parlamentarismo a Inglaterra?

Creo haber leído que el alcalde de León, Antonio Silván, siempre tan prudente, le ha enviado una carta a Mariano Rajoy muy respetuosa, haciéndole ver al presidente el error de su declaración. También he leído que Rajoy vendrá a León en enero para pedir disculpas. Hasta donde yo sé, sólo ha habido un hombre que ha dicho: yo he nacido para dar testimonio de la verdad, se llamaba Jesucristo.

En estos tiempos que corren, la mayoría de los políticos han nacido para dar testimonio de la mentira y vivir de ella. Cuando una persona miente, sabiendo que no dice la verdad, no puede tener ninguna credibilidad. Por eso, no estoy seguro de que Mariano Rajoy venga a León a decir la verdad. La mayoría de los políticos no dicen la verdad ni al médico, es su forma de ser y de vivir.

Para la mayoría de los políticos, la política ya no es un servicio a los ciudadanos, sino un medio de ganarse la vida a costa de los ciudadanos. Por eso, me temo que don Mariano, cuando venga a León, no dirá la verdad, pedirá disculpas, dirá que no volverá a ocurrir otro error semejante y se irá tan feliz, creyendo haber cumplido su misión, pero no le veo capaz de pedir perdón.

Y no lo pedirá porque lo que ha dicho no es un error, ni una falta de conocimientos, sino una mentira interesada para conseguir favores políticos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla