+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Mucha suciedad

 

AQUÍ TE ESPERO. CAMINO GALLEGO
09/01/2017

Ahora que ha pasado el espejismo navideño y se vuelve a la cruda realidad, de los meses más duros del invierno y los gastos, es el momento de replantearse si aquello en lo que se nos va el dinero merece realmente la pena, o es necesario cambiar algo para que no todo siga igual.

Cuando no hay muchas posibilidades de aumentar el presupuesto de ingresos está claro que hay que aquilatar más los gastos. Esto, que es el abc de cualquier experta ama de casa, parece que no se tiene en cuenta cuando el presupuesto no es particular, sino público y (como decía aquella ministra de infausto recuerdo) como no es de nadie podemos despilfarrarlo todos.

Pues bien, el dinero público es el que debe controlarse al céntimo y, si los mandatarios son cabales deben dar cuenta de él con rigor. Todo este preámbulo no es sino para exigir a los responsables en Poridad de la limpieza vial que controlen cómo se utilizan los medios y el personal, porque o es escaso y no llega para todo el cometido que deben asumir, o no cumplen sus funciones por cuanto la ciudad está sucia como casi siempre. Pocas veces en los últimos años he recorrido las calles sin tener sensación de suciedad, pero ahora se llega a límites increíbles. Ejemplos:

En la mañana del día de Reyes, si atravesabas el aparcamiento de la Junta, donde terminó la cabalgata la noche anterior, apreciabas que estaba limpio, y eso que se podían todavía encontrar caramelos en abundancia. Pero las aceras de las zonas próximas no habían sido tratadas con la misma pulcritud.

Ayer, domingo, la zona ajardinada delante de Feve presentaba un aspecto de basurero. No sólo la hierba estaba cubierta de bolsas, botellas y latas, sino que alguien había colocado sobre los asientos un buen número de latas aplastadas de bebida para llamar la atención, aunque quienes pasan habitualmente por el lugar ya están acostumbrados al deterioro de ese espacio. Y no me refiero sólo a la fuente que no funciona y cuyos cangilones acumulan basura, sino a los círculos de los árboles cuyas rejillas están rotas, llenas de maleza y la mayoría de sus luces hace mucho que dejaron de funcionar. Si como fue un trabajo de Feve se espera que esta empresa lo mantenga, lo tenemos claro. Mientras, todos soportamos el abandono y eso que, tanto sea del Ayuntamiento como de Feve, sus presupuestos salen de nuestros bolsillos. Pagamos y sufrimos.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla